domingo, junio 04, 2017

¿Es esta la vida que realmente queremos?


Roger Waters- is this the life we really want?


genius.com

When We Were Young

[Foreground]
When we were young, we could piss [?] the boys' [?], a black expanse of pitch, or tar, or whatever it was, it doesn't matter much anymore. And [?] with the girls before the advent of pubescent awe and confusion. Knickers thick, pasty in the roar of adolescence's dawn. How innocent and cruel ran the gauntlet of first stirrings in the changing rooms of May
Where are you now? Don't answer that
I’m still ugly. You’re still fat. I’ve still got spots. I’m still afraid
Our parents made us what we are. Or was it God? Who gives a fuck; it’s never really over

[Background - Left Channel]
Trunks, dripping slowly into the gutter and the floor. Canopy's stretched black

[Background - Right Channel]
You could- I could- it's [?]


Cuando éramos jóvenes

[Primer plano]
Cuando éramos jóvenes, podíamos cachondearnos (?) de los demás (?). Una negra extensión de asfalto, o alquitrán, o lo que fuese, ahora ya poco importa. Y con las chicas antes del advenimiento del temor y la confusión de la pubertad. Calzones holgados, palidez en el fragor del amanecer de la adolescencia. ¡Qué inocente y cruel sarta de improperios de emocionados primerizos en los vestuarios de mayo!
¿Dónde estás ahora? No digas eso.
Yo todavía me exalto. Tú todavía estás gordo. Todavía tengo sarpullido. Todavía tengo miedo.
Nuestros padres nos hicieron como somos. ¿O fue Dios? A quién le importa una mierda; no termina nunca.

[Segundo plano - Canal izquierdo]
Torsos, goteando lentamente en la cuneta y el firme. El manto se extiende negro.

[Segundo plano - Canal derecho]
Podrías... podría... es [?]


Déjà Vu


If I had been God
I would have rearranged
the veins in the face
to make them more resistant to alcohol
and less prone to aging

If I had been God
I would have sired many sons
and I would not have suffered the Romans
to kill even one of them

If I had been God
With my staff and my rod
If I had been given the nod
I believe I could have done a better job

And if I were a drone
Patrolling foreign skies
With my electronic eyes for guidance
And the element of surprise
I would be afraid to find someone home
Maybe a woman at a stove
Baking bread, making rice,
or just boiling down some bones

If I were a drone

The temple's in ruins
The bankers get fat
The buffalo's gone
And the mountain top's flat
The trout in the streams are all hermaphrodites
You lean to the left but you vote to the right

And it feels like déjà vu
The sun goes down and I'm still missing you
Counting the cost of love that got lost

And under my Gulf Stream, in circular pools
There's ninety-nine cents worth
of drunkards and fools

Ya visto


De haber sido Dios
habría retocado
las venas de la cara
para hacerlas más resistentes al alcohol
y menos propensas al envejecimiento.

De haber sido Dios
habría engendrado muchos hijos
y no habría permitido que los romanos
matasen a uno de ellos.

De haber sido Dios,
con mi vara y mi cayado,
si me hubieran dado luz verde
creo que podría haberlo hecho mejor.

Y de ser un dron
patrullando cielos extranjeros
guiado por mis ojos electrónicos
y el elemento de sorpresa
tendría miedo de encontrar a alguien en casa.
Tal vez una mujer en la cocina
horneando pan, preparando arroz,
o simplemente cociendo unos huesos para un caldo.

De ser un dron.

El templo está en ruinas.
Los banqueros engordan.
El búfalo se ha extinguido.
Y la cima de las montaña es plana.
Las truchas en los arroyos son todas hermafroditas.
Te decantas por la izquierda pero votas a la derecha.

Y parece como un déjà vu.
El sol se pone y todavía te estoy extrañando
mientras evalúo el coste del amor que no fue.

Y bajo mi Gulfstream, en piscinas circulares,
el noventa y nueve por ciento
son borrachos y tontos.

The Last Refugee

Goodnight, everyone

Lie with me now
Under lemon tree skies
Show me the shy,
slow smile you keep hidden
By warm brown eyes
Catch the sweet hover of lips just barely apart
And wonder at love's sweet ache
And the wild beat of my heart
Oh, rhapsody tearing me apart

And I dreamed I was saying goodbye to my child
She was taking a last look at the sea
Wading through dreams,
up to our knees
in warm ocean swells
While bathing belles sort
Beneath hard bitten shells
punch their iPhones, erasing
the numbers of redundant lovers
And search the horizon
And you'll find my child
Down by the shore
Digging around for a chain or a bone
Searching the sand for a relic
washed up by the sea

The last refugee

El último refugiado

Buenas noches a todo el mundo.

Échate junto a mi
bajo la copa del limonero.
Muéstrame la tímida
sonrisa que reservas
junto a cálidos ojos marrones.
Percibo el dulce tacto de labios recién separados
y me viene el dulce dolor del amor
con el latido desbocado de mi corazón.
Oh, el éxtasis me desgarra.

Y soñé que estaba diciendo adiós a mi hija.
Ella estaba echando una última mirada al mar.
Vadeando por entre sueños,
hasta las rodillas
en el cálido oleaje de océano,
mientras toda suerte de bellas se bañan.
Tras sus duras corazas
presionan sus iPhones
borrando los números de amantes repetidos.
Busca en el horizonte
y encontrarás a mi hija
en la orilla
rebuscando una cadena o un hueso,
buscando en la arena una reliquia
lavada por el mar.

El último refugiado.

Picture That


Picture yourself as you lean on the port rail
Tossing away your last cigarette
Picture your finger pushing the doorbell
Picture the skull and crossbones on the doormat
Picture yourself on the streets of Laredo
Picture the casbah, picture Japan
Picture your kid with his hand on the trigger
Picture prosthetics in Afghanistan
Picture a courthouse with no fucking laws
Picture a cathouse with no fucking whores
Picture a shithouse with no fucking drains
Picture a leader with no fucking brains
No fucking brains, no fucking brains
No fucking brains, no fucking brains
No fucking brains, no fucking brains
No fucking brains, no fucking brains

Follow me filming myself at the show
On a phone from a seat in the very front row
Follow Miss Universe catching some rays
Wish you were here in Guantanamo Bay
Picture a seat on a private plane
Picture your feet nailed to the floor
Picture a crew who are clearly insane
Picture no windows, picture no doors
Glued to a screen in the state of Nevada
To follow the dream gets harder and harder
Picture her wrapping a gift for the wedding
Picture her boiling the water for tea
Picture the kids climbing into the backseat
Picture my hand turning the key

Oh, picture that

Picture the dog in the pickup ahead
Picture the tree at the side of the road
Picture my hands growing steadily colder
Colder, colder
Colder, colder
Colder, colder
Colder, colder

Follow me down to a place by the river
Sold for my kidneys, sold for my liver
Why so weedy, so fucking needy
There’s no such thing as being too greedy

Imagínatelo


Imagínate apoyado en la barandilla del puerto
tirando la colilla del último cigarrillo.
Imagina tu dedo pulsando el timbre.
Imagina la calavera y las tibias cruzadas en el felpudo.
Imagínate en las calles de Laredo.
Imagina la casba, imagina Japón.
Imagínate a tu hijo con el dedo en el gatillo.
Imagina protéticos en Afganistán.
Imagina un palacio de justicia sin leyes de mierda.
Imagina un lupanar sin jodidas putas.
Imagina un cagadero sin un jodido desagüe.
Imagina un líder sin putas luces,
sin putas luces, sin putas luces,
sin putas luces, sin putas luces,
sin putas luces, sin putas luces,
sin putas luces, sin putas luces.

Sígue filmándome en el show
con un teléfono desde un asiento en la primera fila.
Sigue a Mis Universo tomando el sol.
Ojalá estuvieras aquí en la Bahía de Guantánamo.
Imagina un asiento en un avión privado.
Imagina tus pies clavados en el suelo.
Imagina un personal que está a todas luces loco.
Imagina que no hay ventanas, imagina que no hay puertas.
Pegado a una pantalla en el estado de Nevada.
Seguir el sueño se hace cada vez más difícil.
Imagínala envolviendo un regalo para la boda.
Imagínala hirviendo el agua para el té.
Imagina a los niños subiendo al asiento trasero.
Imagina mi mano girando la llave.

Sí, imagínatelo.

Imagina al perro en la camioneta de delante.
Imagina el árbol al lado de la carretera.
Imagina mis manos cada vez más frías,
más frías, más frías,
más frías, más frías,
más frías, más frías,
más frías, más frías.

Sígueme hasta un lugar junto al río.
Vendido para mis riñones, vendido para mi hígado.
¿Por qué tan debilucho, tan jodidamente necesitado?
No hay nada como ser demasiado codicioso.

Broken Bones


Sometimes I stare at the night sky
See them stars a billion light years away
And it makes me feel small like a bug on a wall
Who gives a shit anyway?
Who gives a shit anyway?

When World War II was over
Though the slate was never wiped clean
We could have picked over them broken bones
We could have been free
But we chose to adhere to abundance
We chose the American Dream
And oh mistress liberty
How we abandoned thee
How we abandoned thee
And oh Mistress Liberty
How we abandoned thee

Could have been born in Shreveport
Or he could have born in Tehran
It don't much matter wherever you're born
Little babies mean us no harm
They have to be taught to despise us
To bulldoze our homes to the ground
To believe their fight is for liberty
To believe their God
will keep them safe and sound
Safe and sound
Safe and sound

We cannot turn back the clock
Cannot go back in time
But we can say "fuck you"
We will not listen to
Your bullshit and lies
Your bullshit and lies

Heridas abiertas


A veces miro el cielo nocturno.
Veo las estrellas a mil millones de años luz de distancia
y me hace sentir pequeño como un insecto en una pared.
¿A quién le importa una mierda?
¿A quién le importa una mierda?

Cuando la Segunda Guerra Mundial terminó
aunque la pizarra nunca fue limpiada
podríamos haber sanado las heridas abiertas,
podríamos haber sido libres.
Pero elegimos aferrarnos a la abundancia.
Elegimos el sueño americano.
Y, oh querida libertad,
cómo te abandonamos.
Cómo te abandonamos.
Y, oh Amada Libertad,
cómo te abandonamos.

Podría haber nacido en Shreveport
o podría haber nacido en Teherán.
No importa mucho donde se ha nacido.
Los pequeños bebés no nos hacen daño.
Tienen que ser enseñados a despreciarnos,
a reducir nuestros hogares a cenizas,
a creer que su lucha es por la libertad,
a creer que su Dios
los mantendrá sanos y salvos.
Sanos y salvos.
Sanos y salvos.

No podemos hacer retroceder el reloj,
ni volver atrás en el tiempo
pero podemos decir "jódete".
No prestaremos atención a
tus sandeces y mentiras,
tus sandeces y mentiras.

Is This The Life
We Really Want?

[Intro: Donald Trump]
So as an example you’re CNN.
I mean it’s story,
after story, after story is bad.
I won. I won. And the other thing, chaos.
There’s zero chaos. We are running.
This is a fine-tuned mach-
[--]

The goose has gotten fat
On caviar and fancy bars
And subprime homes
And broken homes
Is this the life, the holy grail?
It’s not enough that we succeed
We still need others to fail

Fear, fear drives the mills of modern man
Fear keeps us all in line
Fear of all those foreigners
Fear of all their crimes
Is this the life we really want?
(Want, want, want, want)
It surely must be so
For this is a democracy
and what we all say goes

And every time a student
is run over by a tank
And every time a pirate’s dog
is forced to walk the plank
Every time a Russian bride
is advertised for sale
And every time a journalist
is left to rot in jail
Every time a young girl’s life
is casually spent
And every time a nincompoop
becomes the president
Every time somebody dies reaching for their keys
And every time the Greenland
falls in the fucking sea
is because
All of us, the blacks and whites
Chicanos, Asians, every type of ethnic group
Even folks from Guadeloupe, the old, the young
Toothless hags, super models,
actors, fags, bleeding hearts
Football stars, men in bars,
washerwomen, tailors, tarts
Grandmas, grandpas, uncles, aunts
Friends, relations, homeless tramps
Clerics, truckers, cleaning ladies
Ants – maybe not ants
Why not ants?
Well because its true
The ants don’t have enough IQ
to differentiate between
The pain that other people feel
And well, for instance, cutting leaves
Or crawling across windowsills
in search of open treacle tins
So, like the ants, are we just dumb?
Is that why we don’t feel or see?
Or are we all just numbed out on reality TV?

So, every time the curtain falls
Every time the curtain falls on some forgotten life
It is because we all stood by,
silent and indifferent

¿Es esta la vida
que realmente queremos?

(Introducción: Donald Trump)
Así que como un ejemplo, usted es CNN.
Quiero decir que la historia,
tras historia, tras historia, es mala.
Gané. Gané. Y la otra cosa, el caos.
Hay caos cero. Estamos en marcha.
Se trata de una máquina perfectamente ajustada.
(--)

El ganso ha engordado.
Caviar y tabletas de lujo.
Y casas subprime.
Y hogares rotos.
¿Es esta la vida, el santo grial?
No es suficiente que tengamos éxito,
todavía necesitamos que otros fracasen.

El miedo, el miedo impulsa las aspas del hombre moderno.
El miedo nos mantiene a todos alineados.
Miedo a todos los extranjeros.
Miedo a todos sus crímenes.
¿Es esta la vida que realmente queremos?
(queremos, queremos, queremos, queremos)
Seguramente debe ser así.
Para esto es una democracia.
Y lo que todos decimos, va a misa.

Y cada vez que un estudiante
es aplastado por un tanque,
y cada vez que el perro de un pirata
es obligado a caminar el tablón,
cada vez que una novia rusa
se anuncia en venta,
y cada vez que un periodista
se deja podrir en la cárcel,
cada vez que la vida de una niña
es despreocupadamente desperdiciada,
Y cada vez que un bobo
se convierte en el presidente,
cada vez que alguien muere por sus principios,
y cada vez que algo de Groenlandia
cae en el maldito mar
es porque
todos nosotros, los negros y los blancos,
chicanos, asiáticos, todo tipo de grupo étnico,
incluso la gente de Guadalupe, el viejo, el joven,
viejos sin dientes, super modelos,
actores, maricas, corazones sangrantes,
estrellas de fútbol, ​​hombres en bares,
lavanderas, sastres, fulanas,
abuelas, abuelos, tíos, tías,
amigos, parientes, vagabundos sin hogar,
clérigos, camioneros, señoras de la limpieza,
hormigas -tal vez no las hormigas-,
¿por qué no las hormigas?
A ver, porque es cierto:
las hormigas no tienen suficiente CI
para diferenciar entre
el dolor que otras personas sienten.
Sí, bueno, por ejemplo, cortan hojas
o se cuelan por los alfeízares
en busca de latas de melaza abiertas.
¿Así que, como las hormigas, somos sólo tontos?
¿Es por eso que no sentimos ni vemos?
¿O tan solo estamos todos entumecidos por la telerrealidad?

Así que cada vez que cae la cortina,
cada vez que el telón cae sobre alguna vida olvidada,
es porque todos estábamos parados,
silenciosos e indiferentes.

Bird In A Gale


Are you blowing like a bird in a gale?
Does the pain of your loss
seep into your feathers like rain?
Do the bars of your cage
feel low or cold to the touch?
Were my caresses too gentle,
did I love you too much

The dog is scratching at the door
The boy is drowning in the sea
Can I crash out on your floor?

A happy new year to you all
A happy new year to you all
A happy new year to you all
A happy new year to you all
On the first of January
On the first of January

The loon is howling at the sea
Can I crash out on your floor?
Is there room in the story for me?

Pájaro en el vendaval


¿Estás jadeando como un pájaro en un vendaval?
¿El dolor de tu pérdida
se filtra en tus plumas como la lluvia?
¿Notas las barras de tu jaula
bajas o frías al tacto?
¿Fueron mis caricias demasiado suaves?
¿Te amé demasiado?

El perro está arañando la puerta.
El niño se está ahogando en el mar.
¿Puedo caer redondo en tu piso?

Feliz año nuevo para todos ustedes.
Feliz año nuevo para todos ustedes.
Feliz año nuevo para todos ustedes.
Feliz año nuevo para todos ustedes.
Es uno de enero.
Es uno de enero.

El somormujo está aullando en el mar.
¿Puedo caer redondo en su piso?
¿Hay hueco en la historia para mí?

The Most Beautiful Girl


She may well have been
the most beautiful girl in the world
Her life snuffed out
like a bulldozer crushing a pearl

The secret committee deep in its lair
Conveniently far from the cold desert air
Puts a tick in a box, turns the key in a lock
To loosen the buns in her hair

Sleep if you can, wrapped safe in your cloak
The tumbledown twilight
Havana smoke caught in your throat
Mistress Liberty's dance,
held you in its trance
Her bosoms were loaded with nectar and lances
"Well boy" she said
"you have broken the trust,
hold on to that stick if you must"

Take a fresh grip
On the crucible rune
A patchwork of ashes sweeps away love like a broom
Madness comes down like the crackpot of ages
The raging of angels,
cathedral of stars
Christopher Robin says
"Alice, go home now,
they're no longer changing the guard"

"Hold on" she said
"you're breaking my heart"
It's weird how the steel rails
disappear into the dark
They clung to the ivory tower on her braids
They were never afraid of falling
But the bomb hit the spot
where the numbers all stop
And the last thing they heard
was her calling...

Home
I'm coming home
I'm the life that you gave
I'm the children you saved
I'm the promise you made
I'm the woman you crave

So hold on...
I'm coming home
(Hold on, I'm coming home)

La chica más bella del mundo


Ella bien pudo haber sido
la chica más bella del mundo.
Su vida se apagó
igual que un búldocer aplasta una perla.

El comité secreto, en lo profundo de su guarida,
convenientemente alejado del frío aire del desierto,
pone una marca en una casilla y gira la llave en un panel
para desatar sus rodetes.

Duerme si puedes, envuelto a salvo en tu capa.
El crepúsculo se viene abajo.
El humo de un Havana atrapado en tu garganta.
El baile de la señora Libertad
te mantuvo en trance.
Sus pechos estaban cargados de néctar y lanzas.
"Bien, chico", dijo,
"has roto la confianza,
aférrate a ese clavo si lo consideras necesario".

Date un respiro.
En la runa del crisol
un remedo de cenizas barre el amor como una escoba.
La locura baja como el chiflado de la Era,
la furia de los ángeles.
En la catedral de las estrellas
Christopher Robin dice:
"Alice, vete a casa ahora,
ya no va a haber relevo de guardia".

"Espera" dijo ella
"me estás rompiendo el corazón".
Es extraño cómo los raíles de acero
desaparecen en la oscuridad.
Se aferraron a la torre de marfil en sus trenzas,
nunca temieron errar.
Pero la bomba llegó justo
cuando los números se detuvieron.
Y lo último que alcanzaron a oír
fue su llamada

A casa,
estoy llegando a casa.
Soy la vida que diste.
Soy los niños que salvas.
Soy la promesa que hiciste.
Soy la mujer que anhelas.

Así que espera...
estoy llegando a casa.
(Espera, voy a casa)

Smell The Roses


There's a mad dog pulling at his chain
A hint of danger in his eye
Alarm bells raging round his brain
And the chimney's broken in the sky

Wake up
Wake up and smell the roses
Close your eyes and pray this wind don't change
There's nothing but screams in the field of dreams
Nothing but hope at the end of the road
Nothing but gold in the chimney smoke
Come on honey it's real money

This is the room where they make the explosives
Where they put your name on the bomb
Here's where they bury the buts and the ifs
And scratch out words like right and wrong

Wake up
Wake up and smell the phosphorus
This is the room we keep a human heir
Don't ask don't tell it couldn't be lost for us
Yeah, little less cash in the stash in the cupboard
At the bottom of the stair
Money, honey

Wake up
Wake up and smell the bacon
Run your greasy fingers through her hair
This is the life that you have taken

Just a line in the captain's log
Just a whine from a resident dog
Another kid didn't make the grade
Come on honey it's a fair trade

Wake up
Wake up and smell the roses
Throw a photo on the funeral pyre
Yeah, now we can forget the threat she poses
Girl you know you couldn't get much higher

Huele las rosas


Hay un perro loco estirando de su cadena.
Un indicio de peligro en su ojo.
Timbres de alarma resuenan estridentes por toda su cabeza.
Y la chimenea está rota en el cielo.

Despierta.
Despierta y huele las rosas.
Cierra los ojos y reza para que este viento no cambie.
No hay nada más que gritos en el campo de los sueños.
Nada más que esperanza al final del camino.
Nada más que oro en el humo de la chimenea.
Venga cariño, es dinero contante y sonante.

Esta es la sala donde prepararon los explosivos,
donde pusieron tu nombre en la bomba.
Aquí es donde entierran los peros y los sis
y tachan palabras como bien y mal.

Despierta.
Despierta y huele el fósforo.
Esta es la habitación en la que tenemos un heredero humano.
No preguntes, no digas que no se puede perder por nosotros.
Sí, un poco menos en el alijo del armario,
al pie de la escalera.
Cariño, dinero.

Despierta.
Despierta y huele el tocino.
Pasa tus grasientos dedos por su cabello.
Esta es la vida que has tomado

Sólo una línea en el registro del capitán.
Sólo un gemido de un perro residente.
Otro chico que no alcanzó el nivel.
Vamos cariño, es un comercio justo.

Despierta.
Despierta y huele las rosas.
Echa una foto a la pira funeraria.
Sí, ahora podemos olvidar la amenaza que ella representa.
Chica, sabes que no podrías llegar mucho más arriba.

Wait For Her


With a glass inlaid with gemstones
On a pool around the evening
Among the perfumed roses,
wait for her
With the patience of a pack horse
loaded for the mountains
Like a stoic noble prince,
wait for her
With seven pillows laid out on the stair
The scent of woman's incense fills the air
Be calm and
wait for her
And do not flush the sparrows
that are nesting in her braids
All along the barricades,
wait for her

And if she comes soon,
wait for her
And if she comes late,
wait

Let her be still as a summer afternoon
A garden in full bloom
Let her breathe in the air
that is foreign to her heart
Let her lips part,
wait for her
Take her to the balcony,
see the moon soaked in milk
Hear the rustle of her silk,
wait for her
Don't let your eyes alight upon
the twin doves of her breast
Lest they take flight
Wait for her
And if she comes soon,
wait for her
And if she comes late,
wait, wait

Serve her water before wine
Do not touch her hand
Let your fingertips rest at her command
Speak softly as a flute would to a fearful violin
Breathe out, breathe in

And as the echo fades from her final fusillade
Remember the promises you made

Espérala


Con una cristalería incrustada de piedras preciosas.
En una piscina, de noche.
Entre rosas perfumadas,
espérala.
Con la paciencia de un caballo de carga,
cargado para las montañas.
Como un estoico y noble príncipe,
espérala.
Con siete almohadas colocadas en la escalera.
El olor de incienso de la mujer llena el aire.
Estate tranquilo y
espérala.
Y no ahuyentes los gorriones
que anidan en sus trenzas.
A lo largo de las barricadas,
espérala.

Y si llega pronto,
espérala.
Y si llega tarde,
espera.

Deja que se quede quieta como una tarde de verano.
Un jardín en plena floración.
Déjala respirar el aire
que es ajeno a su corazón.
Deje que sus labios se separen,
espérala.
Llévala al balcón,
a ver la luna empapada en leche.
Escucha el susurro de su seda,
espérala.
No dejes que tus ojos se posen sobre
las palomas gemelas de su pecho
para que no levanten el vuelo.
Espérala.
Y si llega pronto,
espérala.
Y si llega tarde,
espera, espera.

Sírvela agua antes del vino.
No toques su mano.
Deja que las yemas de sus dedos descansen a su orden.
Habla suavemente como una flauta a un violín temeroso.
Espira, inspira.

Y mientras el eco de su descarga final se desvanece
recuerda las promesas que hiciste.

Oceans Apart


She was always here in my heart
Always the love of my life
We were strangers, oceans apart
But when I laid eyes on her a part of me died

Océanos separados


Ella siempre estuvo aquí, en mi corazón.
Siempre fue el amor de mi vida.
Éramos desconocidos, océanos separados
pero cuando puse los ojos en ella una parte de mí murió.

Part Of Me Died


The part that is envious,
cold-hearted and devious
Greedy, mischievous, global, colonial
Bloodthirsty, blind, mindless and cheap
Focused on borders and slaughter and sheep
Burning of books, bulldozing of homes
Giving to targeted killing with drones
Lethal injections, arrest without trial

Monocular vision, gangrene and slime
Unction, sarcasm, common assault
Self satisfied heroic killers lifted on high
Piracy, avarice, acid attacks
On women by bullies and perverts and hacks
The rigging of ballots and the buying of power
Lies from the pulpit, rape in the shower
Mute, indifferent, feeling no shame
Portly, important, leering, deranged
Sat in the corner watching TV
Deaf to the cries of children in pain
Dead to the world, just watching the game
Watching endless repeats,
out of sight, out of mind
Silence, indifference, the ultimate crime
But when I met you, that part of me died

Bring me a bowl to bathe her feet in
Bring me my final cigarette
It would be better by far
to die in her arms that to linger
In a lifetime of regret

Una parte de mí murió


La parte que es envidiosa,
de corazón frío y tortuoso,
codiciosa, maliciosa, global, colonial,
sedienta de sangre, ciega, estúpida y rastrera,
centrada en fronteras y matarife y ovejera.
quemalibros, arrasaviviendas,
le da por la matanza selectiva con drones,
las inyecciones letales y el arresto sin juicio.

Visión monocular, gangrena y limo.
Afectación, sarcasmo, asalto común.
Los autocomplacientes asesinos heroicos en un pedestal.
Piratería, avaricia, ataques de ácido
sobre mujeres por acosadores, pervertidos y castradores.
La manipulación de los votos y la compra de poder.
Mentiras desde el púlpito, violación en la ducha.
Mudo, indiferente, sin vergüenza.
Corpulento, importante, lascivo, perturbado.
Sentado en el rincón viendo la televisión.
Sordo a los gritos de dolor de los niños.
Pasando del mundo, tan solo viendo el partido.
Viendo interminables repeticiones.
Ojos que no ven, corazón que no siente.
Silencio, indiferencia, lo último en reprensible.
Pero cuando te conocí, esa parte de mí murió.

Tráeme un cuenco para bañar sus pies en él.
Tráeme mi último cigarrillo.
De lejos, sería mejor
morir en sus brazos
que vivir en continuo arrepentimiento.

Etiquetas:

sábado, abril 21, 2007

Roger Waters y artista invitado, desde la cara oculta de la luna

Palau Sant Jordi, 21/Abr/07, 21:30

Waters interpretando "In the Flesh" en la gira "Dark Side Of The Moon" en el Viking Stadion, Stavanger, 26-Junio-2006
Primera parte
  1. In the flesh
  2. Mother
  3. Set the controls for the heart of the sun
  4. Shine on you crazy diamond
  5. Have a cigar
  6. Wish you were here
  7. Southhampton dock
  8. The Flecher Memorial Home
  9. Perfect sense (Part 1)
  10. Perfect sense (Part 2)
  11. Leaving Beirut
  12. Sheep
Segunda parte: La cara oculta de la luna
  1. Speak to me
  2. Breathe
  3. On the run
  4. Time
  5. Breathe (Reprise)
  6. The great gig in the sky
  7. Money
  8. Us and them
  9. Any colour you like
  10. Brain damage
  11. Eclipse
Tercera parte: Bises
  1. The happiest days of our lives
  2. Another brick in the wall (Part 2)
  3. Vera
  4. Bring the boys back home
  5. Comfortably numb

A saucerful of secrets
(1968)

The dark side of the moon
(1973)

Wish you were here
(1975)

Animals
(1977)

The wall
(1979)

The final cut
(1983)

Amused to death
(1992)

Leaving Beirut
(2004)
  • Set the controls for the heart of the sun
  • Speak to me
  • Breathe
  • On the run
  • Time
  • Breathe (Reprise)
  • The great gig in the sky
  • Money
  • Us and them
  • Any colour you like
  • Brain damage
  • Eclipse
  • Shine on you crazy diamond
  • Have a cigar
  • Wish you were here
  • Sheep
  • In the flesh
  • Mother
  • The happiest days of our lives
  • Another brick in the wall (Part 2)
  • Vera
  • Bring the boys back home
  • Comfortably numb
  • South hampton dock
  • The Flecher Memorial Home
  • Perfect sense (Part 1)
  • Perfect sense (Part 2)
  • Leaving Beirut
  •  

    Hola, aloh.

    Las nuevas tecnologías ya habían actuado en las etapas previas del concierto: las entradas fueron compradas a media noche, desde casa, a pijama calzado y ratón "clicado"; el punto de encuentro previo al acceso al recinto fue seleccionado mediante una cartografía digital pública y difundido entre los convocados a grada vía correo electrónico; los últimos ajustes, cómo sino, se hicieron posicionando el satélite de comunicaciones y las imágenes se captaron con la cámara del teléfono móvil.

    Las entradas nos ubicaban en el sector 223, un piso de diferencia de cuando estuvimos dos años ha para REM. En aquella ocasión, el sonido fue confuso; ahora, los cuatro asistentes confiábamos en que la acústica estuviese a la altura de la mejorada posición visual que disfrutábamos.

    Faltaban 90 minutos para el comienzo oficial del concierto y en el escenario destacaba el iluminado decorado que mostraba una botella a medias, un vaso en las últimas y una radio antigua coronada por la maqueta de un avioncito caza.

    A quince minutos de la hora marcada en la entrada, el ambiente se había vuelto clásicamente rockero e, imperceptiblemente, el sonido ambiente había ido subiendo en volumen. La amiga de mi taquillera favorita, comentó en tono jocoso: "Me molestan los reflejos". Una alusión, muy en su estilo, a las nevadas y rasas azoteas que se divisaban lejanas, cercanas e inminentes. En esas, observé un humo que salía del decorado. "Están probando los efectos de humo", dije señalando hacia el decorado, "allá, entre la botella y el vaso". Cuando los cuatro mirábamos hacia el punto, apareció una mano que rellenó el vaso y cambió el dial de la radio. Nos quedamos, los cuatro, a cuadros: "¡No es un decorado, es una proyección!". Mi amigo guionista, no pudo aguantarse el comentario: "¿Cómo puede verse tan nítidamente la imagen con la luz ambiente que hay?. Por cierto, eso que está sonando es 'My funny Valentine'... un clásico del jazz". La mano fue apareciendo y barriendo emisoras... rock... pasó por una emisora en la que estuvo una fracción de tiempo mínima antes de saltar a otra y de allá a otra... y desde la pista nos llegaron algunos comentarios de queja del público presente. "Je, je. ¡Ahí les duele!. Esas dos canciones que ha pasado rápido han sido 'Dancing Queen' y 'Waterloo' de Abba", añadió la amiga de mi taquillera favorita. "Ummm, parece que la mano del escenario tiene su criterio bien definido: rock y jazz", resumió Tano.

    "Si esto que estamos viendo es una proyección y lo que oímos está sincronizado con ella, el concierto empezará a la hora prevista y no va a haber más bises que los que indica el programa", vaticiné inspirado. "Ándale augur, ¿y eso?", comentó mi amigo guionista con sonrisa curiosa, "eh, eh, ehhhh... esto que está sonando es el adagio de la quinta sinfonía de Mahler", añadió arrellanándose en su butuca. "El augur vaticina basándose en que la proyección ya estaba en marcha cuando hemos llegado: por eso este concierto no lleva artista invitado y va a ser la pantalla la que marque los tiempos de las canciones. ¡Esto va a ser un audiovisual de los que...", no pude completar la predicción, las luces se apagaron, los músicos salieron a escena, la mano sintonizó la emisora del concierto y con los primeros acordes de 'In the flesh' me sorprendí preguntándome: "Oh, Dios mío, ¿estoy en el Palau Sant Jordi o en casa de mis primos viendo un DVD 5.1 en el equipo de su comedor?". Y en esas ya había empezado el concierto... y allí estábamos los presentes... mirando hacia el escenario, captados por las emisiones luminosas provenientes de la pantalla de alta definición que cual maestro de ceremonias orquestaba las sensaciones del sentido más sensible a la información, complementando, acompañando o desvelando el mensaje subyacente tras los pasajes músico-vocales: ¡Bienvenidos!. ¡Bienvenidos todos a la máquina!. ¡Qué bien que hayáis venido...!. Por cierto, ¿sabéis de qué va esto?. Lo entonaré antes de que las ovejas vayan a pastar, pero os lo adelanto: "El terror es terror, no importa quién ponga las reglas".

    Primicia personal: el cronista tuvo ocasión de entrevistar, de tú a ti, de sí a se, al artista invitado en el concierto que Roger Waters (Rogelio Aguas) en la gira "The dark side of the moon" (La cara oculta de la luna) ofreció en el Palau Sant Jordi (Palacio San Jorge) dos días antes de la diada de Sant Jordi (día de San Jorge) y, tenida cuenta de que Roger está a una J de Jorge, la reseña se hace necesaria porque con Roger Waters todo tiene su significado, lo diga cantado, lo toque instrumentalizado, lo muestre proyectado o lo aúne audiovisualizado. Un significado más cerebral que visceral, más obsesivo que distendido, más crítico que laudatorio. No olvido el comentario de un buen amigo, amante de los lemas: "Roger Waters, el Víctor Jara del bajo eléctrico".


    El artista invitado había llegado de los primeros y había cogido un lugar preferente, en el escenario, como si fuera uno más de la banda o, mejor aún, un amigo personal de los músicos. Las columnas de altavoces principales asemejaban trompetas bíblicas, de las que derribaron muros pétreos y dejaron a los tras ellos parapetados expuestos a los atacantes. Los bloques de altavoces auxiliares, suspendidos en triángulo sobre la pista auguraban que pocos se iban a salvar del baño sónico y de la inmersión acústica.

    Entrado en concierto, la luminosidad del artista invitado, arropado por los focos y luces del escenario, iluminaba la sala más que las propias luces del local; a la izquierda una imagen en tiempo de espera previo a la aparición 'en persona' de los músicos, a la derecha, una imagen de un momento cualquiera del concierto en su devenir hacia el estado cataléptico de 'confortablemente adormecido'.

    The wall
     

    1. In the flesh (En persona)


    El muro
    (1979-Noviembre)
    So ya
    Thought ya
    Might like to go to the show
    To feel the warm thrill of confusion
    That space cadet glow
    Tell me is something eluding you sunshine?
    Is this not what you expected to see?
    El arranque del concierto, "In the flesh", puso de manifiesto que iba a ser al uso del artista: la guerra de las galaxias, vertiente sensorial lumínica y sónica, en vivo y en directo desde el espacio audiovisual para el público asistente; con un vivo deseo de que se personasen los ausentes, los alejados bien por la acerada brisa de la adicción bien por la metálica onda expansiva de una explosión, todos ellos, en común, víctimas del interés más interesado. Así pues,
    pensaste que
    sería buena idea ir al concierto.
    Para sentir la cálida sensación de confusión, 
    candente en ese espacio de cadetes.
    Dime, prenda, ¿hay algo que se te escapa?
    ¿No es lo que esperabas ver?
    If you'd like to find out what's behind these cold eyes?
    You'll just have to claw your way through the
    Disguise
     

    ¿Así que pensaste que sería una buena idea ir al concierto?

    • Sí, y tanto. Roger me lubrica las neuronas y reactiva la sinapsis. Es un ejercicio de espeleología anímica bajar por sus textos, escarbando entre palabras y rimas; aunque hay que ser precavido y antes de descender hay que atarse una cuerda a la cintura para no quedar atrapado en su hipnótico y rítmico universo obsesivo. Una situación artística que se asemeja a una cuestión física, la resonancia mecánica; un fenómeno que se produce cuando un cuerpo capaz de vibrar es sometido a la acción de una fuerza periódica, cuyo periodo de vibración coincide con el periodo de vibración característico de dicho cuerpo. En estas circunstancias el cuerpo vibra, aumentando de forma progresiva la amplitud del movimiento tras cada una de las actuaciones sucesivas de la fuerza. Este efecto puede ser destructivo en algunos materiales rígidos como el vaso que se rompe cuando una soprano canta y alcanza y sostiene la frecuencia de resonancia del mismo. Por la misma razón, por puentes y pasos elevados no se permite el paso de tropas marcando el paso ya que podrían entrar en resonancia y derrumbarse.
    ¿Te gustaría descubrir qué se oculta tras esos ojos tristes?
    No tienes más que desgarrarte
    el disfraz.

    The wall
     

    2. Mother (Madre)


    El muro
    (1979-Noviembre)
    Mother do you think they'll drop the bomb
    Mother do you think they'll like the song
    Mother do you think they'll try to break my balls
    Ooooh aah, Mother should I build a wall
    Mother should I run for president
    Mother should I trust the government
    Mother will they put me in the firing line
    El aprobatorio rumor de desaprobación proveniente del público asistente en respuesta a las dudas de quien, en persona y desde el escenario, barajaba las opciones de presentarse para presidente o de dar un voto de confianza al gobierno, infundía esperanzas de que más de uno sabía de lo que iba la película.
     

    ¿Crees que les gustará la canción?

    • Sorprendido me quedé cuando a un mes vista, la amiga de mi taquillera favorita me comentó: "Ya no quedan entradas para el concierto de Waters y tú que decías que no había prisa, que íbamos a estar en familia". Ante la cara de sorpresa que se me puso, no pudo por menos que rematar su constatación: "Es la gira de 'The dark side of the moon' y esto atrae a la peña. Roger Waters puede que sea para estar en familia pero Pink Floyd es una reminiscencia que si bien no levanta pasiones aún mantiene un nivel de convocatoria suficiente como para agotar las entradas".

      "La gira será lo que quieras pero este hombre se moviliza cuando hay guerra de por medio, así que el concierto girará en torno a las falacias de los cerdos volantes que no nos dejan ver el sol y que nos mantienen entretenidos a morir, en medio del caos de la difusa información difundida por los medios y aprovechando que quien más y quien menos va de autostopista emocional", dejé ir de corrido.

      "Chaval", dijo la amiga de mi taquillera favorita poniendo admonitoriamente su mano sobre mi hombro derecho mientras bajaba voz y cabeza, como hacen quienes hablan con los que no tienen remedio, "me gustaría decir eso de 'cada día te quiero más por lo bien que te explicas' pero en este caso lo que aplica es 'no te enteras, Contreras'. La peña no está para disquisiciones político-metafísicas ni para análisis de la disfunción psicótica-emocional: en la gira 'Flickering flame' (2002) pudiste comprar la entrada el día antes del concierto pero con la cantidad de 'PinkFloydianos' que aún quedan, el Sant Jordi se ha quedado pequeño".

      Mi taquillera favorita nos miraba desde su lado, tras la ventanilla. "Bueno, pues no pasa nada si no vais. A mi esa música me pone de los nervios. No entiendo lo que le veis para que os guste".

      Nota ampliatoria: Mi taquillera favorita es una persona muy sensible y con sólo oír la música, sin entrar en análisis de textos ni rimas, ya ha captado que hay 'bastante mal rollo y mucha mala leche' tras de ella.

    Madre, ¿crees que tirarán la bomba?.
    Madre, ¿crees que les gustará la canción?.
    Madre, ¿crees que intentarán romperme las pelotas?.
    Ooooh aah, Madre, ¿debería levantar un muro?.
    Madre, ¿debería presentarme a presidente?.
    Madre, ¿debería confiar en el gobierno?.
    Madre, ¿me pondrán en la línea de fuego?

    A saucerful of secrets
     

    3. Set the controls for the heart of the sun (Ajusta los controles para el corazón del sol)


    Un platillo con secretos
    (1968-Junio)
    Witness the man who waves at the wall
    Making the shape of his questions to heaven
    Whether the sun will fall in the evening
    Will he remember the lesson of giving?
    Set the controls for the heart of the sun
    The heart of the sun
    The heart of the sun

    Repesca actualizada de esta canción editada en 1968, acompañada de fotografías de los jóvenes Pink Floyd del momento; como si, por ser imágenes estáticas, el espíritu de la ocasión y el alma de los fotografiados aflorasen con su proyección, incólumes a los efectos del tiempo transcurrido. Un guiño emotivo a los inicios, una velada reflexión sobre la acción del paso del tiempo ('muchos son los participantes y pocos los sobrevivientes') y una premonitoria introducción al siguiente tema con la imagen de Roger cayendo de espaldas sobre el campo de trigo mientras Waters, en perenne gira desde la cara oculta, entona la pregunta que precede al último estribillo pro corazón del sol, teórico lugar en el que nunca es de noche.

    Cuando el sol se ponga esta noche, ¿recordará la lección que le ha sido dada?.

    • ¿Te has fijado en que hasta los camiones de la gira son negros?. En la cara oculta de la luna no hay luz, todo es negrura, oscuridad. Sin embargo, esa ausencia de luz es una referencia teatral, un truco escénico. La oscuridad es la base del decorado de los titiriteros, quienes también van de oscuro para que la atención del público se centre en los muñecos que mueven, bien con sus manos, bien con hilos: importan los personajes, la obra, el mensaje, no el artista que está detrás.

      La noche abre la caja de la conciencia, es de noche cuando te planteas las cuestiones que te agobian; ¿quizá porque no ves cómo atajarlas?.

    Dos preguntas no son respuesta...

    • Bien, no me iré por las ramas. Posiblemente no, no recordará la lección. El ser humano tiene una memoria muy pobre en cuanto a las enseñanzas que no le solucionan SU problema más inmediato o acuciante; además, las repercusiones de la solución le traen sin cuidado, aún cuando puedan acabar afectándole.

      El espectáculo está milimetrado, la secuencia de canciones no es aleatoria ni busca embolsarse el público, las imágenes hablan claras aún cuando la letra pueda parecer confusa, el sonido está cuidado y ajustado para que se entienda la canción... pero acabada la función, el público vuelve a sus casas, a sus problemas cotidianos y así hasta la próxima gira.

    Fíjate en el hombre que gesticula desde lo alto el muro:
    está planteando sus cuestiones al cielo.
    Cuando el sol se ponga esta noche,
    ¿recordará la lección que le ha sido dada?.
    Ajusta los controles para el corazón del sol,
    el corazón del sol,
    el corazón del sol.

    Wish you were here
     

    4. Shine on you crazy diamond (Brilla, loco diamante)


    Ojalá estuvieras aquí
    (1975-Septiembre)
    You reached for the secret too soon, you cried for the moon.
    Shine on you crazy diamond.
    Threatened by shadows at night, and exposed in the light.
    Shine on you crazy diamond.
    Well you wore out your welcome with random precision,
    rode on the steel breeze.
    Come on you raver, you seer of visions, come on you painter,
    you piper, you prisoner, and shine!
    Mientras la brisa musical del teclado emotivamente introductorio avanza por la canción, por la pantalla se suceden imágenes del artista invitado; música e imágenes confluyen sobre el escenario, en esos momentos monumento a los sesgados por la brisa de acero.
     

    ¿Descubriste el secreto demasiado pronto?

    • Recuerdo la actuación en el campo del Español, la primera vez que Pink Floyd, ya sin Roger Waters, actuaba en España: estábamos en la grada opuesta al escenario y al entrar el bajo y la batería, la grada vibró y nosotros con ella. Aquí, no hubo vibración. ¿Pérdida de sensación?. No necesariamente. No es lo mismo el sonido en campo libre que en un recinto cerrado. Si allá había sonido cuadrafónico (presupuesto y recinto lo permitían), aquí se prima la nitidez del sonido ecualizado sobre la sensación visceral de la potencia desatada. El secreto no está en apabullar sino en adaptarse a las circunstancias, las económicas de la gira y las acústicas de la sala. Y la adaptación a las circuntancias es algo que llega con el tiempo, nunca demasiado pronto.
    Descubriste el secreto demasiado pronto, pediste la luna.
    ¡Brilla, loco diamante!.
    Amenazado por sombras de noche y expuesto a la luz.
    ¡Brilla, loco diamante!.
    Desgastaste tu buena acogida con errática precisión,
    subido sobre la brisa de acero.
    Venga delirante visionario, venga pintor,
    flautista, prisionero, y ¡brilla!.

    Wish you were here
     

    5. Have a cigar (Toma un puro)


    Ojalá estuvieras aquí
    (1975-Septiembre)
    Come in here, dear boy, have a cigar. You're gonna go far,
    you're gonna fly high, you're never gonna die, you're gonna make it if you try;
    they're gonna love you.
    Well I've always had a deep respect, and I mean that most sincerely.
    The band is just fantastic, that is really what I think.
    Oh by the way, which one's Pink?
    And did we tell you the name of the game, boy,
    we call it Riding the Gravy Train.
    ¿De qué va esto?
    • Chicos, acercaos, tomad un puro y disponeos a volar bien alto. La lógica del tema es simple, no hay que complicarse la vida porque ya de por sí es complicada y porque los concienciados, además, la complican más todavía, a ellos y a quienes están con ellos. Pero vosotros parecéis accesibles y tenéis pinta de despiertos; bueno, quizá unos más que otros (Ummm, ese del bigote me da mala espina). Esto no es un negocio, ¡qué va!, estamos aquí metidos, aguantando los envites del mercado y los embates de la opinión pública, porque creemos en lo que hacéis y, es más, en lo que podéis llegar a hacer... siempre y cuando sigáis las directrices que os marquemos. No olvidéis que somos quienes sabemos de qué va este tinglado y a quien se le olvide no os extrañe que se le atragante una galleta; pero esto no ha de ocurrir si sois chicos aplicados. A propósito, ¿quien de vosotros es George?. Su padre ya estuvo con nosotros antes. Ummm, ya veréis, es muy divertido... si estáis de nuestro lado, claro. Puede que os cueste un poco al principio pero ya veréis que en cuanto os reelijan la cosa será coser y cantar; bueno, quienes seáis reelegidos porque no todos vais a serlo, lo digo por estadística, no porque lo sepa de antemano, que por otro lado ya me gustaría. Bueno, por si acaso no lo hubiera dicho; importante, esto va de tomar el pelo a la gente, de sacarle todo el jugo que sea posible, porque en el fondo eso es lo que esperan que hagáis. Nosotros lo llamamos 'vivir a todo tren sin pegar un palo al agua'.
    Acércate, chico, toma un puro. Vas a llegar lejos,
    vas a volar alto, nunca morirás, puedes conseguirlo si lo intentas;
    van a adorarte.
    Sí, siempre he tenido un profundo respeto, y te lo digo sinceramente.
    La banda es sencillamente fantástica; eso es lo que pienso.
    Ah, por cierto, ¿quién es Pink?.
    Chico, ¿te he dicho el nombre del juego?.
    Nosotros lo llamamos: 'Vive a todo tren sin mirar de quién'

    Wish you were here
     

    6. Wish you were here (Ojalá estuvieras aqui)


    Ojalá estuvieras aquí
    (1975-Septiembre)
    So, so you think you can tell Heaven from Hell,
    blue skies from pain.
    Can you tell a green field from a cold steel rail? A smile from a veil?
    Do you think you can tell?

    And did they get you trade your heroes for ghosts?
    Hot ashes for trees? Hot air for a cool breeze?
    Cold comfort for change? And did you exchange
    a walk on part in the war for a lead role in a cage?

    How I wish, how I wish you were here.
    We're just two lost souls swimming in a fish bowl,
    year after year,
    running over the same old ground. What have we found?
    The same old fears,
    wish you were here.
    La mano aparece en escena y cambia de emisora como quien se sacude de la cara las moscas cojoneras que le incordian. Perfectamente sincronizados, mano, radio y músicos enlazan el cambio del retorcido solo come cocos a la intimista reflexión de un balance de siete años.
     

    ¿Qué habéis encontrado?

    • "Los mismos temores de siempre".

      Waters no lo tiene fácil a la hora de elegir los temas que entran en el concierto y los que se quedan para otra ocasión. Sin embargo, cada una de las cuatro canciones desde 'Set the controls...' hasta 'Wish you...' forman un póquer que ningún tahúr dejaría para otra ocasión.

      Ahora que no me oye pues está ocupado con la guitarra, quizá de ellas 'Have a cigar' pudiera quedarse en el tintero pero... ¿quién puede resistirse a la emoción del cambio de 'Have...' a 'Wish you...'?. Para todos los implicados en el concierto es un punto de adrenalina interpretar, reproducir esa intersección y Waters no creo que quiera perder ocasión de hacer tararear a todos ese pasaje que describe con acordes y efectos de sonido lo que sus detractores han esgrimido para echárselo en cara y que él, como caballeroso músico duelista, cogió al vuelo para devolverlo armoniosamente convertido en un emotivo homenaje genérico: un músico en busca de ideas encuentra una melodía eléctrica en la radio, la adopta, la adapta, la completa instrumental y vocalmente hasta que no queda atisbo del original.

      Esta canción es todo un poema contextual.

    Pasada la poética introducción contextual, el artista invitado enciende una velita y el público muestra el móvil. En memoria de los tiempos que ojaló volvieran, el vecino de la pantalla, irreducto contraversor de normas establecidas (durante el tiempo previo al inicio del concierto se ha recordado reiteradamente a los presentes la prohibición vigente de fumar en la sala), enciende una trompetilla y el inducido humo dulzón nos alcanza (es el sugerente poder de la mente) mientras el piano acaba la canción y la vela de la pantalla se empieza a multiplicar mientras las amapolas caen por la acción de la gravedad, de la fuerza de la gravedad...

    Así que piensas que puedes llamar Cielo al Infierno,
    cielo azul a la pena.
    ¿Puedes llamar 'campo verde' a una fría vía de acero? ¿Sonrisa a una cortina?
    ¿Piensas que puedes?

    ¿Te cambiaron tus héroes por fantasmas?
    ¿Brasas por árboles?, ¿Aire caliente por fría brisa?
    ¿Frío confort por calderilla? ¿Cambiaste una caminata en la guerra por un papel principal en una jaula?

    Ojalá, ojalá estuvieses aquí.
    No somos más que dos almas perdidas nadando en una pecera,
    año tras año,
    corriendo sobre la misma tierra de siempre. ¿Qué hemos encontrado?
    Los mismos temores de siempre.
    ¡Ojalá estuvieses aquí'

    The final cut
     

    7. Southhampton dock (Muelle de Southhampton)


    El golpe de gracia
    (1983-Marzo)
    They disembarked in '45
    and no one spoke and no one smiled
    there were too many spaces in the line
    gathered at the cenotaph
    all agreed with the hand on heart
    to sheathe the sacrificial knives
    but now

    she stands upon Southhampton dock
    with her handkerchief
    and her summer frock clings
    to her wet body in the rain
    in quiet desperation knuckles
    white upon the slippery reins
    she bravely waves the boys goodbye again
    ... las amapolas caídas se sitúan florecientes en el campo, el soldado con el rollo de película bajo el brazo y el puñal clavado en la espalda observa con detalle la extensión moteada de rojo y la mano de la niña con la amapola deja paso al portaaviones que se acerca hacia la cámara, hacia los ojos del observador.
     

    ¿El golpe de gracia, el montaje del director o el montaje definitivo?

    • Waters contaba con que la difusión de 'The Wall', disco, directo y película, serviría para que... ¿para qué?, para nada. A la primera de cambio, se organiza el sarao de las islas Malvinas y la confortable imagen del adormecido campo de amapolas con el soldado que descansa erguido sosteniendo la película, 'The Wall', bajo el brazo se completa con un cuchillo de carnicero que atraviesa la espalda del doloroso recuerdo: una simbólica imagen para la contraportada del álbum 'The final cut'. La portada decía que era un disco de Pink Floyd pero más de cuatro sabemos (yo, mi, me, conmigo y alguno más) que es el primer disco de Roger Waters en solitario.

      Es el golpe de gracia, la gota que colma el vaso y la 'amiga' Maggie se gana, a pulso, un disco orfebre impregnado del más bilioso sarcasmo watersiano que cumple la máxima 'cuanto más corta la canción más vitriólica la mención'.

      Es el montaje del director, o cómo la directriz gubernamental puede presentar lo impresentable, la muy impresentable.

      El montaje, sin embargo, no es definitivo pues, tal como podemos comprobar cada noche, aquello fue agua de borrajas comparado con lo que tenemos en danza; eso sí, en nombre de la libertad y de la democracia.

    Desembarcaron en el 45,
    sin discursos, sin sonrisas,
    había demasiados huecos en la fila.
    Reunidos ante el cenotafio,
    al unísono, con la mano sobre el corazón,
    para envainar los cuchillos rituales.
    Pero ahora...

    ella está de pie en el muelle de Southhampton
    con su pañuelo
    y su vestido veraniego pegados
    a su cuerpo, mojados por la lluvia.
    Con callada desesperación, los nudillos blancos
    de sujetar las resbaladizas riendas,
    airosamente dice de nuevo adiós a los chicos.

    The final cut
     

    8. The Fletcher Memorial Home (El psiquiátrico Fletcher)


    El golpe de gracia
    (1983-Marzo)
    Take all your overgrown infants away somewhere
    and build them a home a little place of their own
    the Fletcher memorial
    home for incurable tyrants and kings

    And they can appear to themselves every day
    on closed circuit T.V.
    To make sure they're still real
    It's the only connection they feel
    "ladies and gentlemen, please welcome Reagan and Haig
    Mr. begin and friends Mrs. Thatcher and paisley
    Mr. Brezhnev and party
    the ghost of McCarthy
    the memories of Nixon
    and now adding colour a group of anonymous Latin-
    American meat packing glitterati"

    did they expect us to treat them with any respect?
    La muerte lo resuelve todo; no hay hombres, no hay problemas.
    • La cuestión que planteas está sacada del corto que acompaña la canción.

      El audiovisual cautivador y el baño onírico musical que impregna al auditorio es la táctica que el estratega Waters aplica para, cual maestro taurino dispuesto a sacarle faena al bravo, quedarse sólo ante el público para cantarle, de tú a tú, su opinión, su visión, su solución: 'si tanto les gusta, los reunimos a todos juntitos y que se diviertan entre ellos. Y que nos dejen en paz'.

      La letra describe a los que había en el momento de la composición pero las imágenes están al día de la interpretación y muestran los nuevos residentes del Fletcher Memorial, alguno oculto tras la barba de nombrado terror, otro tras el arbusto del apellido; todos, novicios y veteranos, amigos de decidir por los demás y dados a coger con las dos manos lo que consideran es suyo alegando que es para devolver las cosas a su punto que a ellos les interesa.

      ¿Están todos dentro?. Bien, entonces la solución final puede aplicarse. Pero no seas bien pensado, la solución final bien puede consistir en hacerles escuchar día y noche 'The Final Cut'. O acaso pensaban que les íbamos a tratar sin respeto.

      Nótese que el plural se ciñe a la normativa de la Real Academia de la Lengua, refiriéndose a hombres y mujeres sin entrar en la cantinela política de 'todos y todas', 'novicios y novicias', 'veteranos y veteranas', 'amigos y amigas'.

    Reúne a todos tus niños malcriados
    y constrúyeles una casa, un lugar sólo para ellos:
    el psiquiátrico Fletcher,
    residencia para tiranos y reyes incurables.

    Y cada día podrán aparecer entre ellos
    por circuito cerrado de TV,
    para que se sigan sintiendo importantes;
    es lo único que les mantiene:
    "Señoras y señores, demos la bienvenida a Reagan y Haig,
    a Don Begin y amigos, a Doña Thatcher y Paisley,
    a Don Brezhnev y partido,
    al fantasma de McCarthy,
    a las memorias de Nixon.
    Y a continuación, como nota de color, un grupo de
    anónimos matarifes latinoamericanos.

    ¿Acaso esperaban que les tratásemos con un atisbo de respeto?

    Amused to death
     

    9. Perfect sense (Part 1) (Razón de ser, parte 1)


    Divertidos a morir
    (1992)
    The monkey sat on a pile of stones
    And stared at the broken bone in his hand
    And the stains of a Viennese quartet
    Rang out across the land
    The monkey looked up at the stars
    And thought to himself
    Memory is a stranger
    History is for fools
    And he cleaned his hands
    In a pool of holy writing
    Turned his back on the garden
    And set out for the nearest town
    Hold on hold on soldier
    When you add it all up
    The tears and the marrowbone
    There's an ounce of gold
    And an ounce of pride in each ledger
    And the Germans killed the Jews
    And the Jews killed the Arabs
    And the Arabs killed the hostages
    And that is the news
    And is it any wonder
    That the monkey's confused

    Mientras el astronauta evocador de David Bowman (el hombre víctima de los intereses ocultos) cruza el espacio de la sala dirigiéndose hacia el escenario (la nave tecnológica emblema de la misión exploratoria) acompañado de las palabras de Hal9000 (el símbolo, por interés humano, más mal interpretado de '2001, una odisea espacial' y que en manos de los artífices del entretenimiento televisivo más vanal ha acabado representando la imagen del Gran Hermano, el ojo que todo lo ve y controla) invitándole a que no lo desconecte (todo por la misión), Roger Waters (el predicador en escena) habla cantando para instruir a todos los presentes sobre cómo todo tiene su razón de ser.

    Todo encaja, la política y el dinero no beben los vientos del azar: en este mundo de intereses creados todo tiene su razón de ser. Waters ya lo dijo alto y claro en 'Amused to death', la carambola verbal del predicador capta mentes ("What God wants God gets // Lo que Dios quiere, Dios lo consigue") desemboca en una conclusión en dos partes: una primera intimista y vocalmente femenina y una segunda catártica y vocalmente pública.

    Reconozco que estoy confundido...

    • Bueno, viene a ser como en '2001': un mensaje razonado y sus consecuencias derivadas, se presentan en imágenes aunque sin concesiones narrativas a la galería (el que lo entienda bien y el que no también). Al fin y al cabo es sólo un espectáculo audiovisual. No obstante, el refranero ya levanta constancia de que 'a buen entendedor pocas palabras bastan'.
    El mono se sentó sobre una pila de piedras
    mirando fíjamente el hueso roto en su mano
    mientras retazos de un cuarteto vienés
    resonaban en el ambiente.
    El mono miró hacia las estrellas
    y pensó para sí:
    "El recuerdo es un desconocido,
    la historia es para tontos".
    Y se lavó las manos
    en una pila de sagradas escrituras.
    Dió la espalda al jardín
    y se encaminó hacia la siguiente ciudad.
    Resiste, resiste soldado.
    Cuando le encuentres la lógica
    a las lágrimas y al hueso con tuétano
    verás que hay una pizca de oro
    y una pizca de orgullo en cada libro mayor:
    los alemanes mataron a los judíos,
    los judíos mataron a los árabes,
    los árabes mataron a los rehenes.
    Y eso es lo que hay,
    así que no te sorprendas
    si el mono está confundido.

    Amused to death
     

    10. Perfect sense (Part 2) (Razón de ser, parte 2)


    Divertidos a morir
    (1992)
    Hi everybody I'm Marv Albert
    And welcome to our telecast
    Coming to you live from Memorial Stadium
    It's a beautiful day
    And today we expect a sensational matchup
    But first our global anthem

    Can't you see
    It all makes perfect sense
    Expressed in dollars and cents
    Pounds shillings and pence
    Can't you see
    It all makes perfect sense

    And here come the players
    As I speak to you now the captain
    Has his cross hairs zeroed in on the oil rig
    It looks to me like he's going to attack
    By the way did you know that a submarine
    Captain earns 200,000 dollars a year
    Oh that's less tax Marv yeah less tax
    Uh thank you Emery you're welcome
    Now back to the game he fires one yes
    There goes two both fish are running
    The rig is going into a prevent defense
    Will they make it I don't think so

    Can't you see
    It all makes perfect sense
    Expressed in dollars and cents
    Pounds shillings and pence
    Can't you see
    It all makes perfect sense

    En su salsa. Un moderno estadio dedicado al video juego de guerra: el ataque de un submarino a una torre de extracción, retransmitido en directo por dos comentaristas. El coliseo romano reducido a cónsola de juegos para consuelo global, no de todo el mundo sino de los que pueden estar de espectadores.

    ¡Oh, el valor de estar fuera de alcance!

    • ¿También la echaste en falta?. Pero es que no caben todas las canciones en un concierto. Bueno, no exactamente, sí que caben... es cuestión de que el concierto dure y dure. Waters no lo tiene fácil al elegir las canciones que toca y las que se quedan en el tintero, pero se aplica a fondo y le saca partido. Y, en su estilo participativo, si 'The Fletcher Memorial Home' se la reservó para sí, esta segunda parte de la razón de ser de lo que pasa la ofrece a los asistentes: el himno mundial.

    La pantalla se transmuta en el coliseo moderno del video juego nuestro de cada noche, el público entra en trance y la catarsis colectiva le lleva a entonar el himno mundial mientras Waters, el predicador que ha visto la luz, se mueve de púlpito a púlpito, unos escenarios redondos situados en los extremos del escenario central, de izquierda a derecha, de derecha a izquierda, satisfecho porque las voces del público se oigan por encima de los monitores de audio.

    Terminada la canción, oscurecida la pantalla, silenciada la instrumentación, desde el púlpito que le ha pillado el fin del sentido de las cosas que pasan, Waters deja ir, en español, un emotivo y agradecido "Muchas gracias".

    • ¡Hombre!, ni que él pensara que sólo se había ido al concierto por la cara oculta de la luna.

    Algo así. La amiga de mi taquillera favorita comentó que se había sorprendido de que hubiera tanta gente que se supiera la letra de la canción.

    • Entre tanto público, de todo hay y, además, la canción ya incluye las voces del estadio entonando el himno.

    Ya, ya. Pero el oído indicaba que las voces eran cercanas y en vivo, no distantes y en diferido.

    Hola a todos. Soy Marv Albert y les doy
    la bienvenida a nuestra retransmisión
    en directo desde el 'Memorial Stadium'.
    Hace un día espléndido
    y se prevé un sensacional duelo.
    Pero antes de nada, nuestro himno mundial:

    "¿No ves que todo
    tiene su razón de ser?,
    lo digas en dólares y centavos,
    lo digas en libras, chelines y peniques.
    ¿No ves que todo
    tiene su razón de ser?".

    ¡Y aquí llegan los jugadores!.
    Como les decía, el capitán
    pinta que va a dirigirse de cabeza hacia la torre de extracción.
    Me late que va a atacar.
    Por cierto, ¿sabías que un capitán
    de submarino gana 200.000$ al año?.
    Oh, en bruto, Marv, antes de impuestos.
    Uhhh, gracias Emery. De nada.
    Volvemos al juego, han disparado unos..., sí.
    Ahí van los dos pescaditos que se las pelan.
    La torre ha pasado a la defensiva.
    ¿Conseguirá interceptarlos?. Me temo que no.

    ¿No ves que todo
    tiene su razón de ser?,
    lo digas en dólares y centavos,
    lo digas en libras, chelines y peniques.
    ¿No ves que todo
    tiene su razón de ser?.

    To kill the child / Leaving Beirut
     

    11. Leaving Beirut (Abandonando Beirut)


    Matar al niño / Abandonando Beirut
    (2004)
    Are these the people that we should bomb
    Are we so sure they mean us harm
    Is this our pleasure, punishment or crime
    Is this a mountain that we really want to climb
    The road is hard, hard and long
    Put down that two by four
    This man would never turn you from his door
    Oh George! Oh George!
    That Texas education must have fucked you up when you were very small

    La pantalla pasaba un cómic que actuaba de karaoke ilustrador de los textos del narrador, vocalista y coros... en tanto que un guitarrista solista, embutido bajo un blanco sombrero tejano desgarraba solos eléctricos a una nacarada guitarra ante la atenta mirada del artista... ¡Cuidado con esa guitarra, hacha, que acabarás haciendo daño a alguien!, si bien las exageradas contorsiones del solista daban a entender una componente onanista en la distorsionada reproducción del discurso instrumental.


    Not in my name, Tony, you great war leader
    Terror is still terror, whosoever gets to frame the rules
    History's not written by the vanquished or the damned
    Now we are Genghis Khan, Lucretia Borghia, Son of Sam

    En mi nombre no, Tony, gran líder bíblico.
    El terror es terror, no importa quién ponga las reglas.
    La historia no la escriben los derrotados o los malditos.
    Ahora somos Genghis Khan, Lucrecia Borgia, el hijo de Sam.

    ¿Es esa la gente que hemos de bombardear?
    ¿Estamos realmente seguros de que quieren hacernos daño?
    ¿Lo hacemos por placer, por castigo o por crimen?
    ¿Es esta la montaña que realmente queremos escalar?
    "El camino es difícil, difícil y largo".
    Deja a un lado ese dos por cuatro,
    este hombre nunca te cerrará la puerta en la cara.
    ¡Oh, George!. ¡Oh, George!.
    esa educación tejana me parece que te hizo mierda cuando eras muy pequeño.
    When I was 17 my mother, bless her heart, fulfilled my summer dream
    She handed me the keys to the car
    We motored down to Paris, fuelled with Dexedrine and booze
    Got bust in Antibes by the cops
    And fleeced in Naples by the wops
    But everyone was kind to us, we were the English dudes
    Our dads had helped them win the war
    When we all knew what we were fighting for
    But now an Englishman abroad is just a US stooge
    The bulldog is a poodle snapping round the scoundrel's last refuge
    ¿Cómo acaba la historia?
    • Los textos de Waters se han ido haciendo más densos, como si hubiese llegado a la conclusión de que el contenido de la narración no puede estar supeditado a la restricción de un estribillo pegadizo o de una melodía armoniosa. En estos tiempos que corren de discursos facilones y simplones, de miedos sugeridos, de conductas condicionadas a visceralidades del tipo 'si no estás conmigo estás contra mi' la canción pasa por la narración y por la ambientación de la situación... el ritmo y la melodía, como el valor y la valentía, se le suponen. Esto es en el estudio, en la grabación.

      En el directo, una nueva y densa canción puede conducir a una desconexión del auditorio pues no siempre la calidad acústica del concierto puede garantizar la correcta audición; amén de que los matices, giros y dobles sentidos no se aprecian a la primera. Por ello, presentar el cómic en la pantalla es una brillante idea que permite al público seguir la historia artística y gráficamente. En particular, encuentro muy acertado el simpático detalle de incluir el bocadillo de los coros.

      En cuanto a la pregunta, dos respuestas:

      1. La historia de la canción, tal como vemos en el concierto, acaba con el del sombrero tejano tocando el solo de comienzo mientras los de la banda observan: él en sus trece y a lo suyo, los demás esperando que acabe.
      2. La historia del transfondo de la canción, tal como vemos en los noticiarios, no acaba... sigue y, cual maldita metástasis, seguirá. Roger ya preconiza que el 'Fletcher Memorial Home' puede ser la quimio de este letal mal que nos aqueja pero hasta ahora no ha encontrado promotor para tamaño proyecto.
    Cuando tenía diecisiete años, mi madre -bendito sea su corazón- cumplió mi sueño de verano
    dándome las llaves del auto.
    Condujimos hasta París, llenamos el tanque con Dexedrine y alcohol.
    Nos agarró la policía en Antibes
    y me esquilaron los tanos en Nápoles,
    pero todo el mundo fue amable con nosotros: éramos los muchachos ingleses,
    nuestros papás los ayudaron a ganar la guerra
    cuando todos sabíamos por qué realmente estábamos peleando.
    Pero ahora un inglés en el extranjero es sólo un payaso de Estados Unidos:
    el bulldog es un caniche merodeando el último refugio del canalla.

    Animals
     

    12. Sheep (Ovejas)


    Animales
    (1977-Enero)
    The Lord is my shepherd.
    I shall not want
    He makes me down to lie.
    Through pastures green
    He leadeth me the silent waters by.
    With bright knives
    He releaseth my soul.
    He maketh me to hang on hooks in high places.
    He converteth me to lamb cutlets.
    For lo, He hath great power, and great hunger.
    When cometh the day we lowly ones,
    trough quiet reflection and great dedication,
    master the art of karate,
    lo, we shall rise up,
    and then we'll make the buggers eyes water.
    Balidos oíanse por la sala, un paciente cazador oteaba apostado bajo su inefable gorra el horizonte desde su puesto camuflado en el cañizal de la pantalla circular y el cerdo volante, infecto de concienciadas pintadas reivindicativas se dejaba ir por la sala describiendo un recorrido de ida y vuelta, luciendo, a flor de piel, ufano, sus mensajes breves, concisos y directos a la luz de los focos que sobre él se concentraban.

    Focos barriendo, cerdo volando, voz relevada por los teclados y pantalla alumbrando imágenes; mi amigo guionista puso los puntos a las íes de balido válido: "A un concurso de cine experimental van cuatro gatos y aquí estamos asistiendo a un audivisual completo con todo el aforo vendido y ocupado".


    "David, el de siempre" ante el paso de la voladora especie intentó hacerla suya como visera de gorra, efecto éste que sólo fue por un instante pero que la cámara de un amigo plasmó para posteridad visible y probable.

     

    Un señor en el parque, un cerdo volando y un salmo retocado, ¿?

    • Válidamente se describe la visión de unos seres ignorantes y pacíficos que son llevados, orientados y conducidos a la muerte para mayor nutrición de quienes los mantienen en rebaños. Las ovejas tienen tiempo libre, se arrellanan en un banco del parque, o en el sofá de casa, nutriéndose de lo que se les pone a la vista hasta que llega el momento en que quien los alimenta los aparta para su consumo particular: sea para que le vote, sea para que no se rebote.

      Han pasado años desde 'Animals' y como toda obra artística expuesta públicamente, el cerdo volador no ha escapado a las pintadas de quienes no parecen tener acceso a otros medios de difusión; hay quien dice, y con motivos, que los autores de las pintadas han contado con el beneplácito de Roger Waters, quien, además, ha aportado alguno de los lemas que ocupan lugar destacado. Se dice que si los cerdos volasen, no veríamos el sol. Cierto, pues un sólo cerdo volador hizo que la atención se centrara en sus evoluciones y que el sol del escenario desapareciera tal como inexistente.

      El salmo retocado reivindica que basta empezar por un pasaje conocido para que aunque lo alteres acabe pasando por original; con independiencia del contenido.

    El Señor es mi pastor.
    Nada desearé.
    Me hace tumbar
    en verdes pastos
    y me conduce hacia aguas tranquilas.
    Con brillantes cuchillos
    libera mi alma
    y me cuelga de ganchos en lugares altos.
    Me convierte en chuletas de cordero.
    Sí, tiene grandes poderes y mucha hambre.
    Pero llegará el día en que los humildes
    a base de silenciosa reflexión y mucha dedicación,
    maestros en el arte del kárate,
    sí, nos levantaremos
    y le haremos papilla.
    Have you heard the news?
    The dogs are dead!
    You better stay home
    and do as you're told,
    get out of the road
    if you want to grow old.
    El comentario del salmo parece sujeto con pinzas... ¿eh?
    • Religión termina igual que ficción. La creencia, la fe, nos mantiene contra viento y marea pero también nos puede alejar de la realidad. Durante el pasaje instrumental intermedio, la voz sintetizada eleva el salmo retocado con su comienzo asentado de asumido reconocimiento de la situación pero el final deseado, fruto de silenciosa reflexión y mucha dedicación, no coincide con las circunstancias descritas en la última estrofa: ahí estriba el matiz diferenciador entre lo que se reza inculcado a cuenta de lo que vendrá y de la apelación a lo inculcado cuando el desenlace ha llegado; según parece las ovejas no respiran más allá del rebaño.
    ¿Os habéis enterado?. 
    ¡Los perros han muerto!. 
    Mejor os quedáis en casa, 
    haciendo lo que se os ha dicho. 
    Manteneos lejos de la calle 
    si queréis llegar a viejos. 
    Fin de la primera parte del concierto. Los músicos se retiran del escenario. Roger Waters, deferente, deja pasar a todo el mundo antes de cerrar la comitiva. En escena, el artista invitado muestra una imagen de la luna que deja patente constancia de que el satélite tiene una cara oculta, independiente del giro, que empieza justo dónde el escenario acaba y que crece a medida que el tiempo transcurre y la cercanía hace aumentar su tamaño visible.

    Es comprensible que con los tiempos que corren "La cara oculta de la luna" sea la protagonista de la segunda parte del concierto: en un mundo en el que ficción y realidad están tan mezclados que cuesta distinguirlos, cada uno de los títulos del disco parece hecho para describir las circunstancias actuales que circundan y acosan a quien le ha tocado en gracia vivir en el autosatisfecho mundo libre, tan seguro de sí que no duda en llevar esa liberación a los otros mundos vecinos que considera oprimidos, bien por la desgracia de tener los recursos que tanto precisa, bien por la falacia de tener otras creencias y otros creyentes.

    La amiga de mi taquillera favorita adujo que si no es por esta segunda parte el concierto se sumiría en la soledad marginal de los devotos seguidores de un Roger Waters solitario centrado en la denuncia de cuestiones que no son de acervo popular. "Es lo que te pasó en la gira anterior... que pudiste comprar la entrada el día antes", apostilló. "Sí, y había huecos en las filas", dije, reivindicativo, tras rebuscar en el recuerdo de aquella fecha y aderezarlo con una referencia a 'The final cut', lo que siempre queda bien. "Me das la razón", siguió cabezona. "¿Y porqué te la iba a quitar?", inquerí ganando la palabra, "la obra de Roger Waters no deja de girar en torno a la denuncia de quienes propician las guerras militares o civiles: 'The final cut' (1983) pone de vuelta y media a Margaret Tatcher por lo de la Guerra de las Malvinas, en 'Radio KAOS' (1987) el cierre de las minas galesas durante la dura reconversión impulsada por el gobierno conservador de Margaret Thatcher le da pie a cuestionarse con sorna si algo así hubiera sucedido si Ronald Reagan hubiese sido elegido presidente, 'Amused to death' (1992) deja claro que la primera guerra del golfo es un entretenimiento mediático perfectamente orquestado por una especie que tan sólo busca divertirse a morir, 'Flickering flame' (2002) es una vela más en el altar de la guerra genocida de los balcanes y ahora, 2007, todo este tinglado montado a los cuatro años de la liberación de Irak encaja numéricamente con los 33 años de la cara oculta de la luna, el lugar al que mejor retirarse si el entorno en el que te encuentras explota, hablas y nadie parece escucharte. ¿No ves, querida amiga, que todo tiene su razón de ser?", dejé ir de corrido y acortando porque las luces de la sala empezaban a apagarse, un satélite aparecía proveniente de la cara oculta de la luna y los latidos previos al nacimiento musical del prisma que descompone lo que se aprecia blanco en sus diferentes y matizados colores empezaban a marcar la cadencia rítmica de inicio de la segunda parte del concierto.

    "Esa pinta que tiene Waters es de al menos una hora diara de gimnasia", comentó la amiga de mi taquillera favorita, "¡a sus 63 años!, se conserva en forma y el pelo cano le da un interesante aire a Richard Gere", fueron sus últimas palabras justo antes de arrellanarse en su butaca dispuesta para la segunda parte del concierto.

    No es que ella pasara de mi disertación, es que la publicitada igualdad entre la mujer y el hombre no deja de ser otra ficción falaz: la madre naturaleza nos ha concedido habilidades congénitas que si bien nos diferencian no debieran distanciarnos; así mientras el hombre piensa únicamente (un antiguo compañero de basculado desempeño laboral, resumía que 'el hombre sólo piensa en lo único') la mujer es capaz de simultanear un mínimo de dos pensamientos, conversaciones o situaciones. La conocencia de esta característica diferencial me evita distanciamientos pero no deja de producirme una sana envidia cuando constato que esa capacidad quedó, de nacimiento, fuera de mi alcance.


    The dark side of the moon
     

    13. Speak to me (Háblame)


    La cara oculta de la luna
    (1973-Marzo)
    (Instrumental) Desde la cara oculta de la luna aparece raudo un satélite de comunicaciones, o una sonda exploratoria espacial, que salta a la cámara desde la pantalla del artista invitado.
     

    Háblame: ¿imposición, petición o deseo?

    • El modo imperativo manifiesta desinencias exclusivas para denotar mandato, exhortación, ruego o disuasión. Sin embargo, tal como se plantea el tema en el contexto de la cara oculta de la luna se ha de interpretar como expresión de un deseo íntimo insatisfecho: háblame que así no me sentiré solo, marginado. Véase y oígase: desde el oculto espacio interior, completado el ciclo inicial de palpitante ritmo cardiaco, el lamento introductorio vocal se desvanece ahogado por una melodía que da paso al alumbramiento de la comunicación, del progreso tecnológico, para, una vez en el mundo real, verse sujeto a las presiones de la vida moderna, siendo la incomunicación, el sentirse solo entre gente, la más común y peligrosa. Por eso es tan común dejar la tele, o la radio, encendidas, de fondo, y así sentir que alguien nos habla.

    Estás haciendo trial verbal del título...

    • Supongo que tu deportiva referencia se debe a que sabes la procedencia del título: en una de las sesiones de grabación, el ingeniero Alan Parsons entró al estudio, encendió los monitores de audio y le dijo a Roger Waters "Háblame" (speak to me) para probar los micrófonos.

      Ahora bien, pregunta retórica, ¿qué prefieres: el origen del título o el significado que como oyente te sugiere el tema?. Por descontado, el significado más que el origen. Me permito, además, rubricarlo con una estrofa del propio Waters en 'Sexual revolution' (The pros and cons of hitchhiking):

    (Instrumental)
      Hey girl
    As I've always said I prefer your lips red
    Not what the good Lord made
    But what he intended
    Eh, chica.
    Siempre he dicho que me inclino por tus labios rojos,
    no por lo que el buen Señor hizo
    sino por lo que pretendió con ello.
     

    The dark side of the moon
     

    14. Breathe (Respira)


    La cara oculta de la luna
    (1973-Marzo)
    Breathe, breathe in the air
    don't be afraid to care
    leave but don't leave me
    look around, choose your own ground
    for long you live and high you fly
    and smiles you'll give and tears you'll cry
    and all your touch and all you see
    is all your life will ever be
    Vete pero no me dejes. ¿Sí pero no?
    • La contradicción vital del ser humano, tan esencial para vivir como el respirar: aspira aire, espira aire y pobre de ti si no lo haces. Además es un proceso instintivo, un acto reflejo vital. Sin embargo, una vez asumido que ese 'sí pero no' es el ciclo natural de la vida deviene la reflexión sobre la cima racional del ser vivo: en esencia eres lo que tangibilizas no lo que te consideran.
    Respira, aspira el aire.
    No tengas miedo de preocuparte.
    Vete, pero no me dejes.
    Busca a tu alrededor y escoge tu parcela.
    Por mucho que vivas y alto que vueles,
    sonrisas dispenses y lágrimas derrames,
    lo que toques y lo que veas
    es lo que tu vida será.

    The dark side of the moon
     

    15. On the run (A la carrera)


    La cara oculta de la luna
    (1973-Marzo)
    (Instrumental) El artista invitado, metrónomo tecnológico visual, toma nuevamente las riendas rítmicas y deja ir sus imágenes a la carrera mientras el teclista, girado hacia la pantalla, se concentra en sincronizar los efectos de sonido asociados al tren el progreso. Los altavoces de ambiente, ese triángulo mágico acústico, dispersan los pasos de la alocada carrera sin fin por la sala. Y el hipnótico vórtice de la cadena de ADN sigue retorciéndose por la pantalla circular...
     

    Esto es muy 2001, ¿no?

    • Es, literalmente, lo que comentó mi amigo guionista tras los planos de comienzo del tema.

      Visualmente está en la línea onírica de las imágenes de Stanley Kubrick. Conceptualmente, también aunque sólo en lo que respecta a supeditar el mensaje a la imagen, con indiferencia ante si el espectador lo capta en su transfondo o sólo en su visión. En "2001, una odisea del espacio" las imágenes describen el proceso de análisis onírico a que se ve sometido Bowman en su recorrido hacia la consecución de un nuevo estado mental y en "On the run" las imágenes describen oníricamente la situación a que se ve sometido quien, quizá, se daría con un canto en los dientes por no perder, no ya mantener, su estado mental. Lo de siempre: las imágenes hay que verlas en el contexto de la obra que las aloja.


    (Instrumental)

    The dark side of the moon
     

    16. Time (Tiempo)


    La cara oculta de la luna
    (1973-Marzo)
    And you run, and you run to catch up with the sun, but it's sinking
    Racing around to come up behind you again
    The sun is the same in a relative way, but you're older
    Shorter of breath and one day closer to death

    Every year is getting shorter
    Never seem to find the time
    Plans that either come to nought
    Or half a page of scribbled lines
    Hanging on in quiet desperation is the English way
    The time is gone
    The song is over
    Thought I'd something more to say
    Tic-tac de relojes por toda la sala, aquí, allá y acullá. Relojes en una pantalla redonda como esfera de cronómetro y una percusión que segundo a segundo prepara la entrada de la voz, desgarrado lamento sobre el tiempo muerto que se quema como el canutillo liado que desaparece entre humo en la pantalla: eres joven, la vida es larga y tienes tiempo para malgastar pero un día te percatas de que diez años han quedado a tus espaldas; nadie te dijo cuando debías empezar a correr, perdiste el pistoletazo de salida. Y corres, y corres....
     

    ¿El tiempo es relativo?

    • El tiempo es absoluto. La sensación de tiempo es personalmente relativa y emocionalmente subjetiva.

      El tema es una pieza de relojería: narrativamente premonitoria, vocalmente admonitoria, instrumentalmente repercudida y visualmente rítmica.

    Y corres, y corres intentando alcanzar el sol que se está poniendo
    para aparecer detrás tuyo nuevamente.
    El sol es el mismo, relativamente, pero tú eres más viejo,
    te falta la respiración y estás un día más cerca de la muerte.

    Cada año es más corto,
    te falta tiempo:
    planes que quedan en nada
    o páginas a medio escribir.
    'Aguanta resignado', es el estilo inglés.
    El tiempo se va,
    la canción se acaba,
    aunque me gustaría tener algo más que decir.

    The dark side of the moon
     

    17. Breathe (Reprise) (Respira -Continuación-)


    La cara oculta de la luna
    (1973-Marzo)
    Home, home again
    I like to be here when I can
    when I come home cold and tired
    it's good to warm my bones beside the fire
    far away across the field
    the tolling of the iron bell
    calls the faithful to their knees
    to hear the softly spoken magic spells
    La enervante percursión del reloj deja paso a la relajante respiración de la cuerda vibrante: nada como estar en casa, ponerse las zapatillas y sentarse junto al fuego.
     

    ¿Repetición o continuación?

    • ¿Lo dices por la traducción libre de 'Reprise' que me he tomado?.

      Musicalmente, es una repetición de 'Breathe' pero la letra denota que es la continuación del razonamiento, la conclusión. ¿Cansado tras la carrera diaria?, has de relajarte. ¿Tenso ante el inexorable ritmo del tiempo?, has de relajarte. Para ello, dos opciones básicas: o te lo haces, en casa, junto al fuego, o te lo hacen, lejos, al otro lado, el tañido de la campana de hierro. No obstante, piensa que existen varios tipos de campanas de hierro y, en particular, hay una, llamada 'campana de manso' que lleva el carnero del rebaño colgada del cuello y cuya finalidad, además de saber la ubicación, es la de guiar al resto de la cabaña detrás de él, gracias al sonido distintivo de su campana conocido por las ovejas.

      Sí, sin duda, es bueno estar en casa y oír a lo lejos, a ser posible muy lejos, casi inaudible, el tañido de la campana de hierro.

    En casa, en casa de nuevo.
    Me gusta estar aquí siempre que puedo.
    Cuando llego a casa frío y cansado
    me gusta calentarme junto al fuego.
    Lejos, campo a través,
    el tañido de la campana de hierro
    llama a los fieles a arrodillarse
    para oír las susurradas palabras mágicas de los ensalmos.

    The dark side of the moon
     

    18. The great gig in the sky (La gran actuación bajo el cielo)


    La cara oculta de la luna
    (1973-Marzo)

    (Vocal, Instrumental)
    Spoken parts

    At 0:38
    And I am not frightened of dying. Any time will do; I don't mind. Why should I be frightened of dying? There's no reason for it--you've gotta go sometime.

    At 3:33, faintly.
    I never said I was frightened of dying.

    ¿Actuación o improvisación?

    • ¿Es la vida algo preconcebido o fruto del azar?, ¿actuación o improvisación?.

    No desvaríes, me refiero al 'gig' del título.

    • Ni desvarío, ni derivo; converjo. Una actuación puede ser algo premeditado, planificado o algo improvisado. La canción surgió de manera improvisada en el estudio de grabación pero se arregló y mezcló como si hubiese sido compuesta para la ocasión y, en las actuaciones, ya poco queda a la improvisación pues la interpretación ha de ceñirse a lo grabado, a lo conocido, a lo esperado por sabido.

      Sea la vida fruto del azar o una obra preconcebida, una vez que existe y toma conciencia su temor natural es saber que acabará: es cuestión de tiempo pero hasta que llega ese momento la tensión que genera sobre el ser vivo va y viene cíclicamente como la respiración, en función del estado anímico propio y de los ajenos factores ambientales que lo rodean; quizá desconocer 'cuando' mantiene el miedo en temor sin llegar a pánico.

    La pantalla acompaña los lamentos vocales que componen los altibajos emocionales de una descriptiva narración que empezó como improvisación y ha acabado convirtiendose en el lamento introductorio de aquellos vivos que acaban pensando en la buena idea que puede ser comprar un equipo de fútbol una vez que han conseguido mantener las manos de los demás alejadas de su pila privada, aún al cambio de cortárselas.


    (Vocal, Instrumental)
    Pasajes hablados

    Instante 0:38
    No tengo miedo a morir. En cualquier momento puede ocurrir, no me preocupa. ¿Porqué debería temer morir?. No hay razón alguna para ello-en algún momento has de irte.

    Instante 3:33, débilmente.
    Nunca he dicho que temiese a la muerte.


    The dark side of the moon
     

    19. Money (Dinero)


    La cara oculta de la luna
    (1973-Marzo)
    Money, get away
    get a good job with more pay and you're O.K.
    Money, it's a gas
    grab that cash with both hands and make a stash
    new car, caviar, four star daydream
    think I'll buy me a football team

    Money, get back
    I'm all right, Jack, keep your hands off my stack
    money, it's a hit
    don't give me that do goody good bullshit
    I'm in the hi-fidelity first class travelling set
    and I think I need a Lear jet

    Money, it's a crime
    share it fairly but don't take a slice of my pie
    money, so they say
    is the root of all evil today
    but if you ask for a rise it's no surprise that they're
    giving none away, away, away
    El metálico sonido de la caja registradora, acompañado del rítmico bajo introductorio produjeron el habitual reflejo condicionado en el público: en su mayoría, ojos cerrados para mejor visualización, el público empezó a mover la cabeza síncronamente con el rítmico tintineo monetario.

    En pantalla, la imagen redonda del disco con la aguja seguía los surcos del primer corte de la segunda cara, Money, mientras el triángulo del centro giraba hipnótico al régimen de 33 1/3, rama histórica.

    ¿Alguno de los presentes se acuerda del vinilo?

    • Más de uno, seguro.

      Una vez respondida la cuestión permíteme decirte que me ha gustado que me hayas hecho esta pregunta porque en ella veo que has captado la esencia "Watersiana" del concepto del concierto: la delgada línea que hoy día separa ficción y realidad.

      Hace unos días, en una universidad americana, un estudiante entró a sangre y fuego en el campus dejando una estela de muerte tras de sí, evidenciando con ello que la línea que separa cordura de locura cada vez es más delgada y más roja; por si no fuese suficiente con los tradicionales balances diarios de personas liberadas del terror ('Recuerda que sólo los muertos son libres', canta Waters en 'Sexual revolution' --The pros and cons of hitchhiking-- ).

      Hace unos años, unos cuantos electos iluminados se proclamaron próceres de sus libertades y montaron un embolado libertario en contra del armamento sujeto a impuesto que, según testiculaban sus fuentes, tenía un cuarto elemento esencial de la oración. El tinglado montado aún dura hoy, liberando sin cesar a diestro y siniestro, si bien no todos los iniciadores han durado, uno por causas electorales indigestas y otro por causas naturales corredizamente atenazantes.

      La confusión entre realidad y ficción es patente. Hay quien confunde realidad con videojuego y armado de su propia razón argumental monta un pollo de cuidado. Hay quienes confunden su interesada película con la realidad y enviando armados de su razón montan un pollo de cuidado que va para largo. Dos lados de una moneda que no deja de tintinear por las cajas registradoras de los medios.

      Lo cierto es que quienes confunden realidad y ficción no dejan de ser como los ebrios: ellos viven su ficción y quienes los rodean sufren su realidad; de nuevo, cara y cruz de la moneda de cada día.

      La imagen del vinilo girando en el tocadiscos recalca que antes, cuando la música grabada era negocio, la música era algo tangible: había un disco de dimensiones apreciables, la reproducción se hacía a la vista y para la audición no se necesitaba un equipo sofisticado. Hoy, la música puede estar en múltiples soportes (cd-audio, cd-pc, mp3) que la hacen 'intangible' (basta una mano para manipular el cd pero ¿cómo se manipula un fichero mp3 de audio sino con teclado y ratón?), 'invisible' (la música aparece pero no hay vínculo visual directo entre el reproductor y el oyente: el cd desaparece de la vista del oyente al ser tragado por el reproductor).

      La tecnología facilita la ficción, la ficción continuada aleja de la realidad y sin una referencia real aparece la locura, se fomenta la cara dura y se realimenta la mentira; cuestión de desinterés o de interés.

      Cuando entrásteis a la sala os pareció decoración lo que realidad era una proyección. Este es un buen ejemplo de lo importante que es saber, o poder, distinguir realidad de ficción.

      Durante la ejecución de 'Money', la imagen del vinilo en el tocadiscos va sincronizada con la interpetación de los músicos. El contenido varía porque la música es en directo pero la sincronía entre imagen y sonido indica que el tiempo está medido, y así en todos los temas; por tanto, la duración total del concierto está determinada. La literatura informativa previa al concierto divulgaba que se trataba de un concierto de tres horas, lo que siempre es más prometedor que decir que, por ejemplo, serían de 2horas 37minutos 50segundos. La sorpresa se la lleva el que se cree lo que ha leído y cuando se encienden las luces mira el reloj y ve que aún faltan bastantes minutos para las tres horas. Hay una realidad, hay una ficción y hay un interés monetario que desvirtúa ambas trianguladoramente: rellenando huecos, rebosando bolsillos y rebasando límites.

    Dinero, vete.
    Consigue un trabajo mejor pagado y estarás en la gloria.
    Dinero, es una bomba.
    Coge esa pasta con las dos manos y quítala de la vista.
    Coche nuevo, caviar, el sueño de un día.
    Creo que me compraré un equipo de fútbol.

    Dinero, regresa.
    Estoy bien, Jack. Mantén tus manos lejos de mi montón.
    Dinero, es un éxito.
    No me vengas con esa chorrada de hacer el bien.
    Soy de los que viajan en primera clase de la alta fidelidad
    y creo que necesito mi propio Jet.

    Dinero, es un crimen.
    Compártelo justamente pero no toques mi parte del pastel.
    Dinero, dicen
    que es la raíz del mal de nuestros días
    así que si pides un aumento no te sorprendas si no te lo dan.

    The dark side of the moon
     

    20. Us and them (Nosotros y ellos)


    La cara oculta de la luna
    (1973-Marzo)
    Us and them
    and after all we're only ordinary men
    me and you
    God only knows it's not what we would choose to do
    forward he cried from the rear
    and the front rank died
    and the General sat, and the lines on the map
    moved from side to side

    Black and blue
    and who knows which is which and who is who
    up and down
    and in the end it's only round and round and round
    haven't you heard it's a battle of words
    the poster bearer cried
    listen, son, said the man with the gun
    there's room for you inside
    La colaboración del artista invitado en este tema es significativa en sus imágenes: mientras en la Tierra estamos nosotros y ellos (resultado de 'Money'), el cohete aprovecha para distanciarse despegando hacia el espacio (próximamente en esta pantalla 'Brain damage').
     

    ¿Y el sitio que hay para ti ahí dentro?

    • Eso aparece bordado en tela: o con 'Misión cumplida' desplegada en exultante pancarta (si eres de los que tienen estrella) o con la bandera pertinente sobre el féretro (si eres de los que se han estrellado). En esencia, como cualquier moneda lanzada, cara y cruz, nosotros y ellos.
    Nosotros y ellos
    después de todo somos hombres comunes y corrientes.
    Yo y tú,
    Dios sabe que no elegiríamos hacerlo.
    "Avanzad", gritó el de atrás
    y los de la primera fila murieron
    mientras el general, sentado, movía las líneas
    sobre el mapa de aquí para allá.

    Negro y azul
    y quién sabe qué es qué y quién es quién.
    Arriba y abajo,
    y al final es sólo marear la perdiz.
    ¿Te has enterado?, es una batalla verbal
    gritó el hombre anuncio.
    "Presta atención, hijo", dijo el hombre de la pistola
    "hay sitio para ti dentro".

    The dark side of the moon
     

    21. Any colour you like (Un color que te guste)


    La cara oculta de la luna
    (1973-Marzo)

    (Instrumental)
    Láser campante, campando por el recinto, excitando sensorialmente las retinas de los asistentes con su colorista barrido y provocando ataques de ansiedad entre quienes, justo entonces, se daban cuenta de que la memoria de la cámara digital estaba llena y no sabían si pasar de tamaña cuestión tecnológica para centrarse en el espectáculo audiovisual o si dedicarse a hacer sitio para más fotos al precio de descolgarse de la catarsis sensorial colectiva.
     

    ¿Qué hay de cualquier color que te guste?

    • Escapando de la locura del nosotros y ellos, el cohete entra en la dimensión onírica de la libre elección más aparente, por lo que tiene de sugerente: elige cualquier que te guste de los que ofrece la descomposición del haz de luz blanca; si bien puedes elegir, tu elección no deja de estar restringida a un número determinado y finito. Lo importante es que sientas que tienes la libertad de elegir.


    (Instrumental)

    The dark side of the moon
     

    22. Brain damage (Daño cerebral)


    La cara oculta de la luna
    (1973-Marzo)
    The lunatic is in my head
    The lunatic is in my head
    you raise the blade, you make the change
    you rearrange me ' till I'm sane
    you lock the door
    and throw away the key
    there's someone in my head but it's not me

    And if the cloud bursts, thunder in your ear
    you shout and no one seems to hear
    and if the band you're in starts playing different tunes
    I'll see you on the dark side of the moon

    Cerebros alrededor del planeta, campo de asteroides mental para quien está viajando hacia un destino alejado de la interesadamente imperante locura terrenal.

    ¿Hay alguien en tu cabeza y no eres tú?

    • Si en '2001, una odisea espacial' la nave exploratoria llegaba al planeta Júpiter en busca de respuestas, aquí la fuga onírica conduce a un planeta con desprotegidos cerebros orbitando expuestos a la letal radiación espacial. Escapando de la locura exterior alcanzamos la paranoia interior.

      Y llega un momento en que aparece el mágico triángulo capaz de descomponer lo que a la vista parece ser blanco, único y compacto: todo porque cada componente luminoso sufre una variación de velocidad diferente en función de su longitud de onda. Parece fácil pero no todos somos capaces de hacerlo, de hecho por algo el triángulo suspendido en el cielo representa a quien es capaz de verlo todo sabiamente y con cordura.

      Así las cosas, si te cuesta distinguir ficción de realidad, date un tiempo, no actúes alocadamente, nos vemos en la cara oculta de la luna... si nadie parece oírte por muy desgañitado que cantes, no desvaríes, nos vemos en la cara oculta de la luna.

    Veamos, ¿la cara oculta de la luna o el lado oscuro de la luna?

    • Ummm, sólo planteas dos de las combinaciones de cara/lado y oculto/oscuro. Esto ayuda pues simplifica la respuesta.

      Waters sabrá cual es el sentido que le quiere dar pero eso no quita que me decante por 'la cara oculta'. Tiempo atrás tan válida podía ser una como la otra pero tal como se recoge en el Acto II de la crónica La guerra de los mundos: de 'El bosque' a 'Munich' la mención del 'lado oscuro' conlleva reminiscencias políticas y sugiere imperio impuesto, o cómo terminan las democracias y la gente acepta a un dictador. En cambio, 'La cara oculta de la luna' ofrece una faceta femenina, más sensible, más cerebral, que aviva la esperanza de que el artista que cada uno llevamos oculto pueda alumbrar una obra personal si canaliza sus miedos y neuras hacia la creatividad artística.

    El lunático está en mi cabeza,
    el lunático está en mi cabeza.
    Levantas la cuchilla, realizas el cambio.
    Me reajustas hasta que sano,
    cierras la puerta con llave
    y la tiras lejos.
    Hay alguien en mi cabeza y no soy yo.

    Y si la nube explota, atruena en tu oído,
    gritas y nadie parece oírte,
    y si la banda en la que estás empieza a tocar temas diferentes...
    te veré en la cara oculta de la luna.

    The dark side of the moon
     

    23. Eclipse (Eclipse)


    La cara oculta de la luna
    (1973-Marzo)
    All that you touch and all that you see
    all that you taste, all you feel
    and all that you love and all that you hate
    all you distrust, all you save
    and all that you give and all that you deal
    and all that you buy, beg, borrow or steal
    and all you create and all you destroy
    and all that you do and all that you say
    and all that you eat and everyone you meet
    and all that you slight and everyone you fight
    and all that is now and all that is gone
    and all that's to come and everything under the sun is in tune
    but the sun is eclipsed by the moon
    El loco ríe por la sala y los cerebros encapsulados voltean por la pantalla. Sonido e imagen complementan un estructurado razonamiento cuya conclusión queda rebotando por las meninges: todo bajo el sol está en armonía pero el sol está eclipsado por la luna.
     

    ¿Armonía bajo el sol y oscuridad en el eclipse?

    • La conveniente proporción y correspondencia de unas cosas con otras es lo que está a la vista; por eso todo bajo el sol está en armonía, porque en el mundo físico, visible, se tiende a un equilibrio natural de fuerzas si bien unas veces uno 'cobra' y otras 'paga' pero en conjunto la 'masa monetaria' se mantiene.

      Sin embargo, la ausencia, evasión o desaparición de alguien o algo nos hace ver el lado oscuro; situación de eclipse que se ve acrecentada cuando es la faceta lunática de otro congénere la que se ha interpuesto.

      Cuesta mantener a los locos en vereda pues sus armonías diferentes.

    Todo lo que tocas y todo lo que ves,
    todo lo que saboreas, todo lo que sientes
    así como todo lo que amas y odias,
    todo lo que no te merece confianza, todo lo que atesoras,
    todo lo que das y todo lo que vendes,
    todo lo que compras, pides, tomas prestado o robas,
    todo lo que creas y lo que destruyes,
    todo lo que haces y dices,
    todo lo que comes y todo el mundo que conoces,
    todo lo que esquivas y todo lo que peleas
    todo lo que está ocurriendo y todo lo que pasó
    y todo lo que está por venir, TODO bajo el sol está en armonía
    pero el sol está eclipsado por la luna.

    The wall
     

    24. The happiest days of our lives (Los días más felices de nuestra vida)


    El muro
    (1979-Noviembre)
    You!. Yes, you. Stand still laddy!.

    When we grew up and went to school
    There were certain teachers who would
    Hurt the children any way they could
    By pouring their derision
    Upon anything we did
    And exposing every weakness
    However carefully hidden by the kids
    But in the town it was well known
    When they got home at night, their fat and
    Psychopathic wives would thrash them
    Within inches of their lives
    Completado el ciclo lunar, desvanecidos los latidos que cierran el descriptivo ciclo vital de la cara oculta de la luna, el grito de '�¡Tú!. Sí, tú' abre el recuerdo de los días más felices de nuestra vida, cuando éramos niños y no éramos conscientes ni de donde estábamos metidos ni de lo que se nos iba a venir encima; sin embargo, por mucho que se esforzaran en comernos el coco con que no hacíamos más que perder el tiempo, como estábamos en lugar de enseñanza ya habíamos aprendido que después del 'Tú. Sí, tú' venía cuando al tuteado le zurraban la badana.

    Puede que fuera por empatía inconsciente hacia lo oído hacía un instante, por reconocimiento consciente de lo que se había venido percibiendo desde el comienzo o por intuitiva premonición de que se estaba acabando lo que se había venido dando: la gente se levantó de sus asientos y empezó a seguir el ritmo con los pies. Afanado como estaba en mis notas, el público levantamiento me cegó la visión del artista invitado.

    • Ah, qué tiempos aquellos. Recuerdo las tardes de otoño en el 'Gordo's College', las dos ventanas de la clase abiertas para que el calor acumulado se diluyera en el fresco exterior, el mapa de España desplegado sobre la pizarra y el 'show' denominado por el profe como "¡Ande yo caliente y ríase la gente!" a pleno funcionamiento. Cuando el sol desaparecía de la vista dejaba un horizonte rojizo contra el que se recortaban los edificios cercanos y las nubes lejanas. Supongo que para darse un respiro en su tarea, el profe nos hacía ver lo que había: '¿Véis el horizonte?', decía señalando hacia la ventana que le pillara más próxima, '¿lo véis?', reiteraba teatralmente, 'es el reflejo de vuestras caras', concluía poéticamente.

    ¡Caramba!. Y aquello de... 'Menganito, acérquese', dicho desde la mesa.

    • '¿Ve estos callos?', mostrando, a la par, la mano abierta ante la cara del convocado.

    'Pues, ¡véalos de cerca!', con independencia de tu respuesta (sí, no, no sabe-no contesta) en este concurso en el que el premio era seguro desde el momento de la emisión del reflexivo 'acérquese'.

    ¡Tú!. Sí, tú. ¡De pie muchachito!.

    Cuando éramos críos e íbamos a la escuela
    habían profesores que
    herían a los niños todo lo que podían,
    vertiendo sus mofas
    sobre cualquier cosa que hiciéramos
    y sacando a relucir cualquier debilidad,
    no importa lo oculta que la intentáramos mantener.
    Pero era por todos sabido
    que cuando llegaban a casa por la noche,
    sus gordas y psicopáticas esposas
    les zurraban la badana de contento.

    The wall
     

    25. Another brick in the wall (Part 2) (Otro ladrillo en el muro, parte 2)


    El muro
    (1979-Noviembre)
    We don't need no education
    We don't need no thought control
    No dark sarcasm in the classroom
    Teachers leave the kids alone
    Hey teacher leave us kids alone
    All in all it's just another brick in the wall
    All in all you're just another brick in the wall

    Wrooooonggg! Do it again!

    La gente sigue de pie y ahora menos que antes se va a sentar, más cuando sabe que en el segundo tramo del tema se tiene opción a colaborar en la parte coral (¿Alguien de los presentes ha visto un coro que cante sentado?).

    ¿No está ya muy oído?

    • Sí, pero no por oído, aprehendido; ergo, como dicen las voces al final... '!Errorrrrrrr, repítalo!. ¿Viste el cortometraje que acompaña el tema?, ¿viste las pintadas en los muros?; son muros de hoy, reales, algunos fresquitos de recién hechos y hay algún otro en preparación que promete ser espectacular pues, de ser, será de los mismos creadores que el pollo de Irak. Por tanto, no te extrañes de seguir oyendo la canción.
    No necesitamos educación,
    no necesitamos control de pensamiento,
    no más sarcasmos en clase:
    ¡Profes, dejad a los niños en paz!.
    Sí, profes, dejadnos en paz.
    Después de todo, no es más que otro ladrillo en el muro.
    Después de todo, no eres más que otro ladrillo en el muro.

    ¡Errorrrrrrrrr!. ¡Repítalo!

    The wall
     

    26. Vera (Vera)


    El muro
    (1979-Noviembre)
    Does anybody here remember Vera Lynn
    Remember how she said that
    We would meet again
    Some sunny day
    Vera! Vera!
    What has become of you
    Does anybody else in here
    Feel the way I do ?
    Vuelve la radio, la mano sintoniza una emisora y deja ir la nostalgia envuelta en los versos de la canción

    "We'll meet again, don't know where, don't know when, but I know we'll meet again some sunny day"

    'Nos volveremos a ver, no sé dónde, no sé cuándo, pero sí que nos volveremos a ver un día de sol'

    que encantó a tanta gente que se vio separada de sus seres queridos por la segunda guerra mundial y acabó convirtiéndose en una de las canciones emblemáticas de aquel período.

    ¿Cuándo nos volveremos a ver?

    • Tú y yo, cualquier día; puede que mañana. 'El Maestro', es otro cantar. Motivos no le faltan para seguir en gira y, véase, no necesariamente se requiere material nuevo para lanzarse a la carretera, sobre todo cuando el material existente se adapta cual guante a las circunstancias actuales.

      Waters, con 'The Final Cut' inició un proceso de distanciamiento hacia quienes en las discográficas están apalancados en su butuca: se convirtió, diríase, en el frente ruso del departamento de promoción; de modo que, hipótesis personal, todo aquel que no tenía 'padrinos' era encargado de la promoción de sus discos hasta que 'muertos los perros se acabó la rabia'. Me sonrío cuando pienso que 'Not now, John' fue elegido como corte promocional de 'The final cut', quizá porque era la única canción que cantaba David Gilmour y no mencionaba directamente a Margaret Thacher. O 'The pros and cons of hitchhiking' sonando por la radio, quizá porque a la guitarra estaba Eric Clapton. Todo muy lunático, muy irreal; muy Waters.

      La gira contiene un elemento crítico hacia quienes consideran que la piratería acabará ahogando la música: puedes pagar por un disco pirata pero en la actuación en directo pagas por el original. Quizá quienes se plantean la música como una manera de ganar dinero sin moverse demasiado debieran replantearselo.

    No todo el mundo puede permitirse montar un "circo" audiovisual como éste para acompañar su gira

    • El espectáculo es un todo, pero con sus partes: mensaje o discurso, artistas o intérpretes y medios o puesta en escena.

      Hay elementos para jugar, ajustarse, adaptarse. El público responde a todos ellos pero quizá al que más es al de la credibilidad del discurso o a la veracidad del mensaje. Es la esencia de la radiocomunicación: la sintonía entre emisor y receptor.

      Y como a buen entendedor pocas palabras bastan, dejo para después de 'Comfortably numb' el ampliar la respuesta si para entonces no te has respondido tú mismo.

    ¿Alguien de los presentes recuerda a Vera Lynn?
    Recuerda cómo decía aquello de
    'Nos encontraremos de nuevo
    cualquier día soleado'.
    ¡Vera!, ¡Vera!.
    ¿Qué ha sido de ti?
    ¿Hay alguien más aquí
    que sienta lo que yo?

    The wall
     

    27. Bring the boys back home (Traed a los chicos de vuelta a casa)


    El muro
    (1979-Noviembre)
    Bring the boys back home
    Bring the boys back home
    Don't leave the children on their own
    Bring the boys back home
    En pantalla, el artista invitado, entre explosiones, pasa de la Estrella de David a una bandera americana que recuerda la que aparece en el desenlace de la película 'Sin perdón' ('Unforgiven', 1992, Clint Eastwood) cuando un tormentoso rayo aparece fugazmente en escena. Una asociación de ideas reforzada por el desgarrado lamento vocal del final, con Waters transmutado en madre consciente de que su justa petición va a salir rebotada tras topar con las duras piedras del indiferente muro: no tienen perdón quienes aún siguen llevándose a los chicos lejos de casa.
     
    Traed a los chicos de vuelta a casa.
    Traed a los chicos de vuelta a casa.
    No los dejéis solos.
    Traed a los chicos de vuelta a casa.

    The wall
     

    28. Comfortably numb (Confortablemente adormecido)


    El muro
    (1979-Noviembre)
      Los focos del techo del escenario apuntan hacia abajo y sus haces dibujan las intercaladas columnas de una cortina de luz que separa al artista invitado del público; los músicos hacen de mediadores entre ambos lados del muro así construido.

    Y la música, hipnótica, inicia su recorrido por el sedado mundo de quien, por defecto, se encuentra confortablemente adormecido, permanentemente desconectado.

    Viene a ser como los reflejos condicionados de Paulov, si un golpe de campana ya producía salivación en el animal de su experimento, la audición del preludio ya puso al auditorio en confortable trance, a la espera de que el 'doctor' Waters apareciera con su hipodérmica voz para interesarse, interesadamente, por nuestro estado anímico.

     
      Hello,
    Is there anybody in there
    Just nod if you can hear me
    Is there anyone at home
    Come on now
    I hear you're feeling down
    I can ease your pain
    And get you on your feet again
    Relax
    I'll need some information first
    Just the basic facts
    Can you show me where it hurts
    Hola,
    ¿Hay alguien ahí dentro?
    Tan sólo asiente si me oyes.
    ¿Hay alguien en casa?.
    Venga,
    Me late que estás depre.
    Puedo calmar tu penar
    y hacer que te levantes de nuevo.
    Calma.
    Pero antes de nada, necesito saber
    los puntos básicos.
    ¿Puedes indicarme dónde te duele?.
     
    There is no pain you are receding
    A distant ship smoke on the horizon
    You are only coming through in waves
    Your lips move but I can't hear what you're saying
    When I was a child
    I caught a fleeting glimpse
    Out of the corner of my eye
    I turned to look but it was gone
    I cannot put my finger on it now
    The child is grown
    The dream is gone
    And I have become
    Comfortably numb.

     
    En el tecnificado entorno en el que nos desenvolvemos, despegar del suelo confortablemente adormecidos por la onírica vibración armónica de una guitarra electrificada puede acabar como el rosario de la aurora si tenemos la desgracia de toparnos con algún tendido eléctrico de alta tensión.

    Visto y no visto. Un conato de pirotecnia entre los focos situados sobre la pantalla del escenario acabó con el sueño y con el concierto. Los músicos desaparecieron del escenario, las luces se encendieron y el público empezó a abandonar la sala.

    "Somos unos conformistas", dijo la amiga de mi taquillera favorita. "Nos hemos limitado a aceptar que el concierto se ha acabado, sin más". ¿Crees que si se hubiera aplaudido y pataleado, hubieran salido a dar más?, pregunté con ganas de tocar las narices. "Puede que sí o puede que no, pero es que ni siquiera se ha intentado", alegó civilizadamente. ¿No ves que todo est´s milimetrado y que si la pantalla no tiene material no hay música que valga?, insistí, sondeándola. "No sé, quizá debiera tener cabida la improvisación; al fin y al cabo es una actuación en directo y no todo tiene que estar pensado y previsto, le da un aire como frío, cerebral", tuvo tiempo de articular antes de levantarse para dejar pasar a los de la fila que ya querían abandonar la sala.

    Aprovechando que estaba de pie, ante la visión inspiradora de mi amigo guionista, le pregunté directamente: ¿Algo que añadir por tu parte?. Mi amigo guionista se la quedó mirando, se mesó la barbilla pausadamente y cuando consideró que si tardaba más en responder se iba a quedar sin oyente, dijo: 'Un espectáculo digno de ser visto y respeto la decisión del artista, si considera que no hay más pues no hay más; y parece que el público lo sabe'.

    Como estaba sentado en medio de ellos, dejé mis notas para posterior ocasión y medié concluyente: esto no es un concierto al uso, aquí el artista tiene su plan de actuación, pone en escena sus medios expresivos, musicales, vocales y visuales para lanzar su mensaje y una vez dicho lo que había que decir, igual que en una conferencia, 'gracias por asistir y hasta la próxima que nos veamos'. No es normal en las conferencias que el ponente se reenganche porque le aplauden al final.

    ¿Alguna otra conclusión sobre el concierto?, preguntó mi amigo guionista. Dos, si me permitís; alcancé a responder mientras garabateaba inspirado sobre el improvisado bloc de notas montado a base de hojas dobladas que había preparado para la ocasión:

    1. Es importante distinguir entre ficción y realidad, entre lo que queremos o deseamos y lo que conseguimos o tenemos a nuestro alcance. Si no somos capaces de distinguir entre ellos pasaremos por el aislamiento adictivo, estaremos a un paso del cortocircuito cerebral y cuando éste se produzca, fin de la fiesta y sin opción a repetición: el concierto empieza con la pantalla como decorado, desarrolla la teoría del aislamiento tanto en la tierra como en la cara oculta de la luna y llegado al punto de confortablemente adormecido se produce el chispazo que no da opción a seguir.
    2. El músico tiene trabajo por hacer pues siempre hay cosas a las que cantar y salas que llenar. Y recuerda: un disco se puede piratear, las sensaciones de una actuación en directo no.

    A estas alturas nos habíamos quedado solos en nuestro sector cuando iniciamos el ascenso. Llegados al nivel de la calle, me giré para echar un último vistazo al escenario, ahora poblado por el personal que procedía al desmontaje del montaje presenciado. Al mirar hacia la apagada pantalla, ahora inánime cuando tan sólo unos minutos antes brillaba cual diamante, se me vino a la cabeza el recuerdo de otro concierto en el vecino estadio olímpico con motivo de la gira promocional de 'The division bell' ('la campana de la discordia') de unos Pink Floyd con unos años ya sin Roger Waters:

    • El concierto estaba en el último tema, 'Confortably numb', cuando desde el centro del escenario empezó a descolgarse una enorme bola de espejos que primero atrajo la atención de los que allí estábamos y luego la luz de varios focos que sobre ella abrieron haz una vez que había empezado a girar. La música alocadamente adormecedora y la bola de discoteca emulando un diamante radiante desembocaron en un despliegue pirotécnico estratégicamente situado en el exterior del estadio que acompañó y entretuvo durante la salida del recinto. No entendí en su momento a qué venía aquello pero no me gustó ni pizca, así que salí de allí a paso ligero, sin mirar atrás y procurando no embestir a quienes estaban plantados mirando los fuegos artificiales.

    Aquí, ahora, años más tarde, veo claro que el final del tema no es pirotecnia sino la recreación de un cortocircuito, un chispazo cerebral que apaga la pantalla. 'Comfortably numb' no es una fiesta de fin de concierto a la adoración del solista sino la constatación multimedia de lo que les espera a quienes se aíslan confortablemente insensibilizados. ¡Oh!, la diferencia entre salir sin mirar atrás y echar la última mirada antes de salir. A esto se refería el artista invitado cuando dijo que el público acaba respondiendo a la credibilidad del discurso o a la veracidad del mensaje: no importa si el intérprete es el original sino si su interpretación se ajusta al concepto original.

    Roger Waters, un buen maestro.

    No hay dolor, estás retrocediendo.
    Un buque distante humea en el horizonte.
    Estas llegando a oleadas.
    Tus labios se mueven pero no alcanzo a oír lo que dices.
    Cuando era pequeño
    vislumbré algo fugaz
    por el rabillo del ojo.
    Me giré para verlo pero ya no estaba.
    No puedo ser más explícito.
    El niño creció,
    el sueño desapareció
    y me encuentro
    confortablemente adormecido.

     

     

    Un saludo, desde la cara oculta de la luna.

    P.D.: Revisábamos que lleváramos todas nuestras pertenencias, preparándonos para abandonar el recinto, cuando mi amigo guionista se giró y dijo: "Sí, ha estado muy bien el concierto, esta música aún despierta sensaciones que creía dormidas y tu exposición tiene su punto; por cierto, a ver si la crónica no se retrasa o brilla por su ausencia. Sin embargo...", su peculiar parpadeo avisaba cual luz de alarma de que seguía un reto al receptor, "...¿tiene alguna canción de amor en su repertorio?, sea con Pink Floyd, sea en solitario". "¿Canción de amor?", reiteré intentando ganar tiempo. "Sí, la canción protesta no ha de estar reñida con la balada. 'Te recuerdo Amanda', por ejemplo, según tu analogía con Víctor Jara", fue su remate. Me quedé pensativo, sin saber qué decir; miré alrededor pero el artista invitado había desaparecido y los demás querían salir. "Venga, venga, id pasando que estamos bloqueando la fila", dijo al rescate la amiga de mi taquillera favorita, acompañando su frase con una sonrisa y con un movimiento oscilante de su mano derecha.